Moda

Madonna cambia a Givenchy por Alexander Wang

  • Acude junto a su hija

Era uno de los desfiles más esperados de la Semana de la Moda de Nueva York y no defraudó ni a los críticos de moda ni a los seguidores. Desde su paso por Balenciaga, todo lo que Wang toca, se convierte en oro y en objeto de deseo fashionista.

Alexander Wang llenó su front row de caras conocidas, entre las que destacaban Pamela Anderson, la blogger Chiara Ferragni, Zoe Kravitz (hija de Lenny Kravitz y uno de los rostros fashion más it del momento), las Kardashian (que vieron desfilar a Kendall Jenner como musa del creador) y la incombustible Madonna (junto a su hija Lola), que dejó de lado por unas horas su pasión por los diseños de Givenchy para meterse de lleno en el mundo 'athleisure' de Wang.

La colección del diseñador nos hizo regresar a sus orígenes, una mezcla de ropa sport pero tremendamente femenina y sexy dispuesta a conquistar el asfalto. Camisas por encima del ombligo, pantalones que parecen calzoncillos, tops cruzados a modo de sujetador con pantalones fluidos... Guiños a la moda de baño más playera pero con un toque sensual y atrevido.

Una propuesta inspirada en el surf pero que también llenó la pasarela de piezas bellísimas decoradas con lentejuelas (con una blanca tipo pareo que lució Kendall Jenner con unas sencillas chanclas en los pies) y vestidos lenceros que enseñan pero sin mostrar todo el cuerpo.

Al terminar el desfile, cuando los famosos allí congregados se preparaban para marcharse, llegó una gran sorpresa. Wang anunciaba en un vídeo su nueva colaboración con la firma deportiva Adidas.

Entonces, un grupo de modelos, chicos y chicas, irrumpían sobre la pasarela para mostrar el primer resultado de esta unión: una colección unisex de 84 piezas en blanco y negro y con un estilo marcadamente deportivo. Seguro que estas prendas, a pesar de su coste, se agotarán en unas horas después de ponerse a la venta.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin