Moda

El supersensual diseño que llevó Kim Kardashian a la boda de su íntima amiga, París Hilton

Si por algo se dio a conocer Kim Kardashian (41) al público general, fue por la buenísima relación que tenía con París Hilton (40). Por este motivo, existía una gran expectación por saber si la empresaria acudiría a la extravagante boda que ha celebrado la socialité. Y así ha sido.

Lea también: Paris Hilton, la novia de los 10 vestidos: estos son los seis primeros

Hilton le daba el 'sí, quiero' el pasado jueves al empresario Carter Reum (40), con quien sale desde el año 2019. La ceremonia se ha celebrado a lo largo de tres días en diferentes puntos de California, comenzando por la mansión del abuelo e

La modelo ha compartido su felicidad con sus seguidores de Instagram, que son más de 16 millones y medio, y ya ha mostrado cuatro de los siete vestidos que lucirá en total. El primero, un romántico Oscar de la Renta digno de la más bella princesa Disney.

Para la ocasión, Kim le ha sido infiel estilísticamente hablando a Balenciaga con Rick Owens, y ha sorprendido con un look de invitada supersensual. Se trata de un vestido negro de la colección de primavera de 2022 de la firma californiana de larga falda y un sugerente cuerpo a modo de bustier con un marcado escote que se ensanchaba en el abdomen.

La modelo combinó este atrevido diseño con una trenza extralarga con raya en medio, unos aros XL en color negro y un maquillaje que daba total protagonismo a la mirada, con unas sombras ahumadas negras y grises.

Así, una de las fotos que se ha hecho viral en Internet es una donde aparece la empresaria colocándole la capa del vestido de Oscar de la Renta a su íntima amiga.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.