Moda

Feminismo, alegría y sostenibilidad en la pasarela de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Si hay algo digno de agradecer a la pasarela de moda más importante de nuestro país es su esfuerzo por no perder su esencia incluso en los momentos más complicados de la pandemia. Aunque ahora el formato presencial vuelve a tomar impulso en casi todos los sectores y países, el año pasado la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid ya demostró que, con las medidas pertinentes, podía salvarse esta cita con las tendencias.

Lea también: ¿El parón de las fiestas (por Covid) ha sido el 'culpable' del cierre de Uterqüe?

Y así lo ha vuelto a demostrar este año. El evento dio el pistoletazo de salida el miércoles 15 de septiembre, pero no fue hasta ayer cuando la pasarela se vistió de su magia particular para recibir a algunos de los diseñadores españoles más destacados. Así, además de los desfiles presenciales, la organización ha sabido dar a la tecnología el lugar que merece -y que ocupa hoy en nuestras vidas- y ha puesto una pantalla de 40 metros cuadrados para que los asistentes puedan hacer fotografías de buenísima calidad para las redes sociales.

Andrés Sardá fue el encargado de inaugurar la gran fiesta. La firma, a través de un espléndido espectáculo, propuso un viaje sensorial y onírico para homenajear la riqueza de la cultura asiática como fuente inagotable de inspiración. Con el objetivo de conectar con las nuevas feminidades del siglo XXI, Bad Gyal, la cantante y compositora de dancehall, fue la elegida para abrir y cerrar un desfile, en el que se presentaron diseños, tejidos, bordados y estampados que recorrian el presente, pasado y futuro de la cultura oriental.

"Iniciamos nuestra travesía celebrando la tradición oriental y dibujando un apasionante cuaderno de viaje con las nuevas propuestas de lencería de Núria Sardà, directora creativa de Andres Sarda. Encajes levers, sedas y tejidos en azules, rojos y corlores vibrantes, se combinan con delicados estampados chinoiserie y bordados muy ligeros en una colección de prendas que invita a trascender el territorio de lo íntimo. Piezas versátiles para vestir cómo y cuando se desee, según el estado de ánimo, el momento o la ocasión", cuentan desde la firma.

Otra de las responsables de dotar a la pasarela del color y la alegría que le caracteriza fue Agatha Ruiz de la Prada, la siguiente en desfilar. La diseñadora ha perseguido con su colección Primavera/Verano 2022 el objetivo de buscar la felicidad a través del vestir. Tal y como cuentan desde la marca, su estrategia ha sido la del "coler y la valentía". "Cualquier auténtico agathista podrá atestiguar que llevar nuestra ropa es una experiencia transcendental capaz de transformar cualquier ánimo y entorno, por muy convencional que parezca", añaden.

Ifema.es

Tras esta, fue el turno de Fernando Claro, que presentó una colección, realizada con materiales como el popelín de seda, el tul bordado y la organza flocada con glitter, dividida en tres líneas de color que se entremezclarán a lo largo del show; el binomio blanco/negro, el rojo (nunca antes utilizado en nuestras colecciones), y el plata integrarán una magnifica colección de alta costura.

Ifema.es

Por su parte, Duarte apareció con 'Lost Paradise', una colección que plantea un camino de exploración que transcurre entre tonos tierra combinados con el azul del mar, para desembocar en una paleta de color cargada de luz en la que se crea un universo completo de looks relajados, pero con una gran carga visual. "Lost Paradise' es un viaje de introspección hacia la esencia de la moda que nos lleva a conectar con nuestras raíces más profundas. Una ruta que parte de los paisajes de interior de nuestra herencia más cercana hasta desembocar en un estallido de frescura al encuentro con el litoral. Lo rústico, la arena y, por fin, el agua como transición de lo físico a lo etéreo", explican desde la firma.

Ifema.es

Esta cita con las tendencias también supuso la vuelta de Duyos, que se inspiró en Madeira para su colección Primavera-verano 2022. Poe este motivo, la nueva línea plasma toda la energía, explosión colotes, vegetación y artesanía de la preciosa isla. Los tonos predominantes son los verdes vegetales, azules y plateados oceánicos, rosados florales y amarillos frutales. Una combinación vibrante de tonos que representan la energía del colorido exuberante de la isla.

Ifema.es

Por último, fue el turno de Malne, una firma que se ha convertido en una de las favoritas para reconocidas presciptoras de moda de nuestro país. Pese a que la colección se titulaba 'Exceso', la marca apostó por reivindicar la producción de proximidad y a los artesanos de nuestro país, ya que "tienen un diseño de moda único y con el estilo de una firma propia".

"Hacemos un homenaje a todo esto, a lo que significa la ilusión y el arte de la moda, al empoderamiento de lo femenino, a la artesanía española, al exceso de la abundancia de talento y creatividad, al tesoro que tenemos en Malne desde su origen y la finalidad con la que creamos esta firma: ser auténticos, ser nosotros mismos, ser artistas".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin