Moda

Arranca la batalla de estilo más extravagante de las Royals: las reglas de vestimenta del hipódromo Ascot

Getti Images.
Madrid

El hipódromo de Ascot es mucho más que una sofisticada cita ecuestre donde se disfruta de las carreras de purasangres. Es la batalla de estilo más extravagante de los Royals y la más esperada de la temporada. Después de dos años cerrado por la crisis sanitaria, el condado de Berkshire vuelve a acoger a aristócratas, jeques, alta sociedad británica, los Windsors y sus imposibles sombreros y tocados.

El torneo hípico Royal Ascot nacía el 11 de agosto de 1711 bajo el patrocinio de la reina Anne de Inglaterra, lo que le convierte en la cita ecuestre más antigua del mundo. Las carreras, que son el pistoletazo de salida de la temporada social veraniega británica, siempre empiezan a mediados de junio, empezando un martes y acabando un sábado.

Getti Images.

El evento es el summum de la tradición y la extravagancia, por eso nadie quiere faltar a la cita. Asisten un total de 300.000 personas, entre las que se encuentran la crème de la crème de Inglaterra y otros países, se disputan millones de euros en premios y se disfruta de 30 carreras de los mejores caballos de todo el planeta.

Gtres.

La reina Isabel II ha sido una de las grandes ausencias de este año en la jornada inaugural, pero sí han asistido sus hijos Carlos, Ana y Eduardo de Inglaterra y su nieta Zara Tindall.

La monarca británica es la mejor embajadora de este encuentro, al que acude desde 1945 haciendo gala de una impecable elegancia y sobriedad en sus estilismos. La reina -acompañada de distintos miembros de la familia real- entra al recinto de Ascot (ubicado a tan solo 6 kilómetros del castillo de Windsor) en una calesa tirada por caballos para inaugurar la jornada hípica. También suele bajar de su palco privado para saludar a los jockeys o entregar algún premio, por lo que toparse con ella no es complicado.

La reina Isabel II en Royal Ascot 2019. Getti

Protocolo de vestimenta

Si el torneo ecuestre es el que mejor define el estilo británico, es por algo. La cita cuenta con un estricto protocolo de vestimenta para hombres y mujeres, por lo que la creatividad tiene que estar en su máximo explendor para destacar sobre el resto.

La propia organización de la carrera publica cada año una guía de vestimenta patrocinada por la compañía de cruceros británica Cunard. La etiqueta del mismo varia según la zona del recinto; cuanto más cerca estás de la reina Isabel, más severa se vuelve.

Royal Enclosure

En la Royal Enclosure, la zona centro de las carreras, las señoras deben llevar vestidos o faldas con un largo justo por encima de la rodilla o ser largas. Los tirantes de los vestidos y tops deben tener más de una pulgada de grosor y no está permitido llevar los hombros desnudos -típico palabra de honor- o enseñar la zona de la barriga. Desde 2017 se permiten pantalones o monos. Deben llevar sombrero, pero no fascinator (los tocados que suelen tener una copa más pequeña que la de los sombreros).

Los hombres, por su parte, deben llevar traje gris o negro con chaleco, corbata (nunca pajarita), zapatos negros con calcetines y sombrero de copa gris o negro. No se permite llevar sombreros customizados.

Queen Anne Enclosure

El recinto Queen Anne Enclosure, alzado en honor a la reina fundadora de las carreras Ascot, tiene una etiqueta menos estricta que el Royal Enclosure. Aquí, las mujeres pueden llevar fascinators y tocados, y los hombres pueden ampliar la gama de colores -no se restringue a negro o gris- siempre y cuando el pantalón y la chaqueta combinen.

Windsor Enclosure

En la zona Windsor Enclosure no hay etiqueta y los asistentes pueden vestir de forma casual. Para las mujeres, se recomienda cubrir la cabeza con algún tipo de sombrero o tocado. Los caballeros por lo menos vestir con una chaqueta, una camisa con cuello y pantalones largos.

Una de las novedades más llamativas de los últimos años es el 'dress crossing'. En 2019 la organización implantó una norma que permite a cada asistente elegir si desea llevar etiqueta masculina o femenina, siempre y cuando se respeten las reglas anteriores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin