Moda

Una firma española y un mensaje de amor se cuelan en los looks de las primeras damas de Inglaterra y EEUU

Reuters.
Madrid

El presidente Joe Biden y el primer ministro británico Boris Johnson tuvieron su primera cita presencial en Reino Unido en la víspera de la cumbre del G7. Un encuentro que se produjo en medio de las tensiones entre Gran Bretaña y la Unión Europea por Irlanda del Norte, el Brexit y la pandemia, pero que transcurrió en un ambiente calmado y alegre.

Se trata del primer viaje internacional de Joe y Jill Biden desde su llegada a la Casa Blanca y del debut de Carrie Symonds como primera dama, dos semanas después del 'sí quiero' con el Primer Ministro.

Reuters.

Las parejas se encontraron para una sesión de fotos en Carbis Bay en Cornwall y salieron a paserar de manera informal por la costa de la ciudad. Un rato que, tal y como explicaba después el presidente estadounidense a la prensa, estuvo protagonizado por las bromas y el buen rollo: "Le dije al Primer Ministro que tenemos algo en común. Los dos nos casamos con mujeres fuera de nuestra liga". A lo que Johnson, continuando el piropo, respondió que: "No voy a disentir en esto, estoy totalmente de acuerdo".

AFP

Uno de los protagonistas indiscutibles del esperado encuentro fue Wilfred Johnson, el hijo de Carrie Symonds y Boris Johnson. El pequeño disfrutó jugando en la playa con la compañía de su madre y de la primera dama de Estados Unidos, quienes mostraron muy buena conexión y se animaron, incluso, a meter los pies en el mar y andar descalzas por la playa con el niño.

Los estilismos de las primeras damas

Reuters.

La recién casada Carrie Symonds eligió un vestido en rojo escarlata de LK Bennett, con un precio de 325 libras esterlinas, que combinó con unos zapatos de tacón de cuero rojo con punta cerrada de Zara de 49.99 libras. Para la ocasión, la primera dama británica se decantó por un look muy Kate Middleton, con un vestido vaporoso y delicado, de corte midi con mangas abullonadas y diseño texturizado, con escote alto y detalle de lazo, botones en la parte delantera y un corpiño que continuaba en una falda suelta.

Reuters.

"Pienso que esta es una conferencia global y estamos intentando traer un sentimiento de unidad alrededor del mundo". Así de contundente hablaba Jill Biden sobre el mensaje que lucía la parte delantera de su chaqueta a Bloomberg. La doctora se propuso hablar a través de la ropa con una americana negra que rezaba la palabra 'love' (amor, en inglés).

En cuanto al resto de look, Biden se decantó por un vestido blanco de lunares negros de corte midi de Brandon Maxwell y unos sencillos tacones en negro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.