elEconomista.es

Cristina Tamborero, moda nupcial en tiempos de crisis: "Las novias siempre querrán venir al atelier"

8/05/2020 - 17:34

Cuando en 2015 desfiló por primera vez en la Bridal Week de Barcelona, la antigua Pasarela Gaudí de Novias, Cristina Tamborero fue acogida por los expertos, como "la gran revelación del diseño nupcial" y en la prensa escribieron: "Nace una nueva estrella blanca".

Licenciada en Dirección y Administración de Empresas, su vocación desde niña era la moda y el diseño. Saltar de economista a crear vestidos de novia, solo se consigue con pasión, voluntad y muchas ganas. Cristina lo hizo, sin socios, sin ayudas familiares, con préstamos y mucha ilusión.

Lea tambiénMascarillas chic, la moda que llega para quedarse

Por su pasarela han desfilado modelos como la antigua Miss España, Elisabeth Reyes. Han lucido sus vestidos de alta costura, desde Alba Carrillo a la deportista Ona Carbonell. Silvia Marsó se vistió de fiesta con uno de sus diseños para la alfombra roja de los Goya. También Gisela, de Operación Triunfo llevaba un "tamborero" en los Premios Feroz. Una de sus últimas clientas es Mikky Kiemeney, novia del reciente fichaje del Barça, Frenkie Dejong.

Hoy, cuando la pandemia del coronavirus se ha llevado por delante la pasarela catalana de novias, que debía haberse celebrado en Barcelona este mes de abril, Cristina sigue trabajando desde casa a la espera de abrir su elegante atelier de la Avenida Diagonal, el próximo 11 de mayo.

Lea también - Polémica en Milán por las modelos de Gucci: "La talla 34 es inadmisible"

"Se han anulado las bodas de marzo, abril, mayo y junio, pero las que estaban programadas para julio siguen en pie, de momento, explica a Informalia. ¿Perdidas para el sector? "Serán muy importantes, pero esperamos que para 2021 se celebren las bodas programadas en 2020 y tengamos mucho trabajo". 

Hay lecciones que aprender de la tragedia de la pandemia, asegura la diseñadora. "Crecerán los contactos online para las clientas que se visten de invitadas o son las madrinas de una boda. Estamos potenciando nuestra página web. En cambio las novias no compran online: "Siempre querrán venir al atelier, para tocar las sedas y ver de cerca los bordados. La búsqueda del vestido de novia tiene que ser algo divertido, lleno de ilusión y de emoción".

El atelier de Tamborero tiene precios adaptados a la crisis que estamos pasando. Los modelos de fiesta o invitada van de los 1.000 a los 1.800 Euros. Y los de novia, de 3.000 a 4.000 Euros. Vestidos hechos a medida como corresponde a la auténtica alta costura.







Comentarios 0