Estilo de Vida

Beber cerveza puede detectar un cáncer: este es el síntoma que puede alertarte

  • El linfoma de Hodgkin ha afectado a más de 1.000 personas en España en 2021

Puede sonar contraproducente pero no lo es. Tomarse una cerveza podría detectar un tipo de cáncer, en concreto, el linfoma de Hodgkin, tal y como asegura un estudio de la Universidad de Harvard. El informe indica que el consumo de alcohol etílico podría desencadenar una sintomatología que alertara a la persona de que padece este cáncer.

El linfoma de Hodgkin es un cáncer con poca incidencia y que puede aparecer en dos etapas de la vida: o bien entre los 20 y los 29 años o bien a partir de los 55 años. Por cierto, en nuestro país se han detectado 1.527 casos de este tipo de tumor a lo largo de este año, según el documento Las cifras del cáncer en España, elaborado por la Sociedad Española de Oncología (SEOM).

Los síntomas más frecuentes del linfoma de Hodgkin son la aparición de un bulto en el cuello, axila o ingle, sensación de cansancio sin motivo, sudoración nocturna excesiva por la noche y picazón constante sin razón alguna.

Así, los médicos han detectado que una de cada 20 personas sufren grandes dolores en los ganglios linfáticos después de beber alcohol. ¿Cuál es la explicación? Todo se debe a que tras la aparición del linfoma, muchas de las células de estos ganglios sufren una mutación que es reactiva al alcohol etílico. 

Así puedes detectar si tienes cáncer bebiendo un sorbo de cerveza

"Se ha informado que el contenido de alcohol de un chocolate relleno de licor o incluso un sorbo de cerveza desencadena el dolor", apuntan expertos de Harvard. "El inicio del dolor es inmediato; las descripción del dolor de los pacientes varían de 'doloroso' a 'punzante', y la intensidad varía de leve a insoportable".

De hecho, algunos pacientes también han informado que toman analgésicos cuando beben, sin saber que el dolor es una señal que les está avisando de una enfermedad mortal. Es el caso de un hombre de Nashville (Tennessee, Estados Unidos), que había estado tomando ibuprofeno cada vez que bebía. En concreto, sentía un fuerte dolor en el pecho minutos después de ingerir sorbos de alcohol.

Lea también: Estos son los mejores ejercicios para ganar músculo en casa sin pesas

También tenía fiebre, sudores nocturnos y sensación de cansancio. Después de se sometido a varias pruebas, como varios escáneres y una biopsia de un ganglio linfático en la tráquea confirmó el diagnóstico de linfoma de Hodgkin.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin