Estilo de Vida

¿Puedes seguir siendo un país si quedas bajo el agua?: Tuvalu, la nación condenada a desaparecer

  • El aumento del nivel del mar amenaza a este país situado en el Pacífico Sur
  • Las autoridades de Tuvalu piden un cambio de la legislación internacional
  • Quieren mantener la soberanía de su territorio, aunque quede sumergido
Tuvalu, el país que está condenado a desaparecer

El cambio climático continúa provocando un imparable aumento del nivel del mar. El Panel Intergubernamental de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC) señala en su último informe que la tasa anual de la velocidad a la que lo hace se triplicó entre 1901 y 2018 situándose en 3,7 milímetros por año.

La situación empeora en la zona del Pacífico Sur, ya que el aumento del nivel del mar fue de cinco a once milímetros por año en el período comprendido entre 1900 y 2018. De ahí a que muchas islas (un cuarto de los países del mundo son insulares) se preparen ante esta amenaza real, que ya está dejando pérdidas de terreno y escasez de agua potable.

Un claro ejemplo de todo esto se vive en Tuvalu. Se trata de una pequeña isla situada en el océano Pacífico, a medio camino entre Australia y Hawái, y del país con menos habitantes del mundo: 12.000 personas viven en sus 25 kilómetros cuadrados. Se trata de un país formado por cinco atolones y sus territorios se asientan sobre arrecifes de coral en forma de anillos. Es todo un paraíso desconocido gracias a su clima tropical y a sus extensas playas de grano blanco y fino.

Sin embargo, no resulta nada fácil llegar hasta allí, puesto que solo es posible hacerlo por barco o por avión, aunque solo existe una aerolínea que vuela hasta Fiyi, y lo hace solo dos veces a la semana. Por estos motivos, Tuvalu es el país que menos turistas recibe al año (algo más de 2.000), según la Organización Mundial del Turismo.

Tuvalu (YouTube)

"Nos estamos hundiendo": Tuvalu, el país condenado a desaparecer

La situación de este país de la Polinesia es preocupante y no tiene marcha atrás, al estar condenado a desaparecer. De hecho, sus ciudadanos ya se preparan para que quede sumergido bajo el agua si no se frena el cambio climático. La subida del nivel del mar ha hecho que su terreno haya ido menguando de forma progresiva en los últimos años.

Hace unos días, el ministro de Justicia, Comunicaciones y Relaciones Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe, dejó una de las imágenes de 2021 al mandar un mensaje de auxilio a la COP26, la cumbre de cambio climático, celebrada en el mes de noviembre en Glasgow, Escocia. El político apareció en una zona donde el agua le llegaba por las rodillas. "Nos estamos hundiendo, pero lo mismo le pasa a todo el mundo", aseguró a BBC.

"Lo que hemos experimentado a lo largo de los años es que con el aumento del nivel del mar hay partes de la isla que se erosionan", explicó el ministro, señalando también el problema que tienen con el agua potable, ya que la intrusión del agua del mar ha dejado inservibles algunos de sus acuíferos. Además, la mayor temperatura del océano ha blanqueado los arrecifes de coral, imprescindibles para la protección costera.

¿Se seguiría considerándose país si queda sumergido bajo el agua?

Las autoridades de Tuvalu también han comenzado a prepararse de forma legal ante la realidad. "El peor de los escenarios es, obviamente, que nos veamos obligados a reubicarnos y nuestras islas estén completamente sumergidas bajo el océano", aseguró Kofe, planteando una pregunta totalmente inédita: ¿seguiría manteniendo su soberanía como país si todo su territorio acaba sumergido en el agua?

"Según el derecho internacional, en este momento un país solo puede tener una zona marítima si posee un territorio terrestre del que trazarla". Pero Tuvalu quiere que se le reconozca su zona marítima, aunque todo su territorio quede sumergido. "Las normas no están a favor de países como nosotros si desaparecemos, porque es un área totalmente nueva del derecho internacional, nunca hemos visto desaparecer debido al cambio climático".

El ministro Kofe no quiere oír hablar de una reubicación, ya que esto podría usarse de "excusa" para que los países grandes continúan con sus emisiones de CO2. Esto ya está sucediendo como, por ejemplo, en Kiribati, uno de las naciones vecinas de Tuvalu. Algunos de sus habitantes ya están comprando tierras en Fiyi por si ocurriera esta situación.

Simon Kofe, ministro de Tubalu
comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin