Estilo de Vida

El problema de Países Bajos con el 'kit-corona', el método para contagiarse de Covid-19 deliberadamente

Getty Images.

El aumento de contagios en Países Bajos en los últimos días ha hecho saltar todas las alarmas. El Gobierno neerlandés tiene especial preocupación por las personas que buscan contraer el Covid-19 deliberadamente a través del 'kit-corona' para poder tener todos los 'derechos' que tienen las personas con la pauta de vacunación completa.

Lea también: "Sé que me criticarán": atacan a Nuria Roca por su cómoda entrevista a Miguel Bosé sin preguntas de coronavirus

Este 'kit de infección' es un recipiente con líquido para inyectar que porta el coronavirus. Se envía a domicilio, junto a un test de antígenos para poder comprobar la infección, y cuesta 33,50 euros.

Esta peligrosa forma de inmunización se publicitaba a través de una cuenta de Twitter -que ya está cerrada por el Gobierno- que propagaba la campaña 'Sí, yo quiero coronavirus', y que anima a la población a infectarse de esta manera para evitar la vacuna, la cual consideran más nociva que la propia enfermedad. ''El virus que usted recibe no tiene más de tres meses, por lo que puede estar seguro de que también contiene las últimas mutaciones y variantes'', rezaba en la web.

En la página también se pedía a los infectados que se quedaran en casa en caso de encontrarse mal y que siguiesen las instrucciones de las autoridades sanitarias en caso de infección. También aconsejaban que pidieran una PCR en el sistema sanitario holandés y que siguiesen las direcciones del RIVM, una organización del Gobierno.

En cuanto a las condiciones de uso, antes de que la web dejara de funcionar por "problemas de mantenimiento", se exponía que el contenido del líquido infectado se debía vaciar en un vaso de agua de 40 grados. Tras este paso, introducir el líquido en la boda y dejarlo actuar unos segundos antes de tragar. Asimismo, la web establecía que, si el contagio funcionó, los síntomas serían visibles entre el día 2 y el 14.

Esta plataforma surgía como respuesta a la decisión del Gobierno de Países Bajos de instaurar el 2G, o lo que es lo mismo, que las personas que no tengan el pasaporte Covid-19 no podrían entrar en restaurantes, teatros y otros eventos de ocio.

Por su parte, la Inspección de Salud y Atención Juvenil ha lanzado una campaña en la que alerta a los jóvenes de que "es muy peligroso infectarse intencionadamente, por que te pones tú en peligro y a los que están a tu alrededor", e insisten en que "pueden enfermar gravemente", ya que, desgraciadamente, los fatales desenlaces de esta enfermedad no se han dado únicamente en personas enfermas o ancianas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.