Estilo de Vida

La mejor tarta de queso de Burgos de España está en Madrid y así se hace

  • El restaurante Cañadío firma el primer puesto en el campeonato nacional

El restaurante Cañadío de Madrid se ha proclamado ganador de la primera edición del Concurso Nacional de Tartas de Queso elaboradas con queso fresco de Burgos, celebrado este lunes, 8 de noviembre, en el Parador de Lerma. Se trata de uno de los platos estrella que tiene el grupo hostelero liderado por Paco Quirós y que se puede consumir en sus restaurantes 'hermanos', La Maruca Velázquez y Castellana, La Bien Aparecida y La Primera.

El chef Nicolás Reyes Ruiz ha firmado este primer puesto, por delante de Gemma García García del restaurante Mannix (Campaspero, Valladolid); Darío del Monte González, de Gastro-cervecería Selva (Cebreros, Ávila), Álvaro Holgado Fernández, de pastelería Chef Alia Pastry Shop (Cáceres) y Fidel López Sendino, de Juarreño Alta Pastelería (Burgos).

Todos ellos contaba con la única condición de que el 70% de su elaboración fuera queso fresco de Burgos, como se hacía tradicionalmente. Paco Torreblanca, elegido Mejor Pastelero del Mundo varias veces, ha sido el encargado de presidir el jurado junto a Ricardo Vélez (Moulin Chocolat), el chef Nino Redruello (Fismuler), Estela Gutiérrez (segundo puesto premio Pastelero Revelación de Madrid Fusión 2021) y José Carlos Capel (fundador de Madrid Fusión).

Así se hace la mejor tarta de queso de Burgos de España

Para elaborar esta tarta de queso se necesitan los siguientes ingredientes:

- 1 kilo de queso fresco (540 gramos de queso fresco Sasamon escurrido en suero)

- 100 gramos de queso azul

- 160 gramos de queso crema Philadelphia

- 280 gramos de yema de huevo natural

- 200 gramos de yema líquida pasteurizada

- 180 gramos de leche condensada

- 200 gramos de miel

- 100 gramos de azúcar

- 550 gramos de nata

Pasos a seguir:

- Triturar en un robot de cocina la yema de huevo natural y la yema líquida con el queso de Burgos, el queso azul, el Philadelphia, la leche condensada, la miel y el azúcar a máxima velocidad durante un minuto

- Seguir batiendo a velocidad media otros tres minutos más con 50 grados de temperatura

- Añadir la nata y batir durante tres minutos más a velocidad media sin temperatura

- Verter la mezcla en un molde encamisado y hornear la tarta en el horno precalentado a 167º C grados con ventilador durante 37-40 minutos

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin