Estilo de Vida

Cómo ha cambiado la vida de los empleados con el teletrabajo

Dreamstime.

Ahora que tenemos el teletrabajo plenamente asentado en nuestra realidad, se van analizando los cambios que esta transformación de modelo laboral está suponiendo para los profesionales. Los datos y experiencias confirman que los beneficios superan en mucho a los eventuales inconvenientes que puedan aparecer. Numerosos estudios confirman que el modelo híbrido se va imponiendo, en gran parte, por la demanda creciente de los propios trabajadores, que no quieren perder las ventajas que han descubierto al trabajar desde sus casas o, al menos, fuera de la oficina, aunque solo sea unos días a la semana.

Lea también: Consejos para que un empleado empiece con buen pie en su nuevo trabajo

Pero ¿qué cambios concretos ha introducido el teletrabajo en la vida de los profesionales? ¿Cómo han cambiado sus procesos, métodos y rutinas de trabajo y cómo ha afectado esto a su día a día? Según Joan Pons, CEO de Workmeter, la empresa especializada en el desarrollo de soluciones de software para la medición del desempeño y de la productividad, los principales cambios experimentados en el día a día de los profesionales pueden agruparse en tres ámbitos:

1. Dinámicas y hábitos personales:

Ha mejorado la concentración del profesional y se han reducido las distracciones recurrentes de la oficina y otros ladrones de tiempo. Al trasladarse el lugar de trabajo al propio hogar, los ruidos, las conversaciones y molestias característicos de una oficina concurrida han desparecido. El trabajador puede enfocarse más en su tarea mejorando así la productividad.

La adecuada gestión del tiempo y la organización personal también se ven beneficiadas por este cambio de modelo. El trabajo a distancia requiere información constante sobre el avance de los proyectos y, por tanto, un control más exhaustivo de los tiempos propios y ajenos. Los empleados han ganado en consciencia y conocimiento del tiempo a disposición que tienen, han puesto en práctica sus propios hábitos de autogestión ayudados, sobre todo, por las aplicaciones y herramientas tecnológicas imprescindibles para desarrollar el trabajo en remoto.

Esa administración del tiempo optimizada favorece que se puedan respetar las pausas y descansos. Además, si se suma el tiempo que el profesional ahorra en traslados, atascos y estrés, también ha mejorado en calidad de vida al poder mantener de manera más regular sus hábitos de comida, sueño, tiempo libre y conciliación familiar.

2. Tecnología y esfera profesional

Adquisición habilidades tecnológicas: el teletrabajo ha obligado a todos a adaptarse rápidamente a las necesidades inmediatas. Los que no estaban tan familiarizados con las herramientas y programas ofimáticos +han tenido que aprender rápidamente para mantener su trabajo, y quienes ya las utilizaban, han mejorado su nivel. Era una actualización digital necesaria e inevitable, precipitada en este caso por las circunstancias, pero que ha mejorado las competencias y habilidades profesionales de los teletrabajadores, contribuyendo a aumentar su autoestima y el valor de su currículo.

Con el uso de las herramientas digitales se ha reducido el tiempo dedicado a cada tarea y, sobre todo, se ha adquirido un mayor control de las mismas, tanto sobre las individuales como sobre los proyectos en equipo. Esto también redunda positivamente en la productividad general del grupo y de la compañía y facilita más la conciliación familiar que el trabajo presencial.

Un aspecto todavía por mejorar en muchos casos, es el del equipamiento adecuado para trabajar en casa. Muchos trabajadores aún carecen de los medios tecnológicos y materiales convenientes y lo empiezan a notar en su salud y resultados. Esta carencia se hace todavía más evidente y perjudicial cuando un nuevo empleado entra a formar parte de una empresa. "Si la organización no compensa la distancia física facilitando material, comunicación, soporte y herramientas tecnológicas para trabajar e integrarse al nuevo miembro, el riesgo de fracaso es alto y el empleado puede abandonar en el intento si no ve suficiente respaldo corporativo", afirma Pons, quien ha acompañado desde Workmeter a cientos de empresas en su transformación digital en los últimos años, mejorando su productividad y gestión del trabajo y de las personas.

3. Relaciones y entorno sociolaboral:

Un elemento tan importante como paradójico surgido de este cambio de modelo es la cercanía y confianza despertada por las relaciones laborales a distancia. En el tradicional entorno físico, empleados, mandos y directivos se veían, reunían y hablaban en un ambiente más formal. El trabajo en remoto ha metido a todos en los hogares de los compañeros e incluso jefes, acercando y desvelando parte de la vida íntima a los demás. El conocimiento más cercano del colega de trabajo ha llevado a entenderse mejor entre compañeros y a los superiores a ser más conscientes y comprensivos, quizá, del esfuerzo realizado por sus empleados y también de sus necesidades.

La comunicación interna ha mejorado y aumentado. La distancia y las dificultades iniciales exigían mayor y mejor comunicación de las organizaciones hacia sus empleados y colaboradores para mantenerles informados de la situación y tranquilizarles ante la incertidumbre del futuro.

Un punto en contra para algunos teletrabajadores aparece precisamente por su elección o necesidad de proteger su vida privada e íntima. Ciertos detalles de salud o personales pueden haberse hecho más visibles con el trabajo a distancia y haber provocado en ellos un cierto temor a posibles consecuencias laborales. Eventuales riesgos que, sin embargo, no se han producido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin