Estilo de Vida

Guía para la menopausia: como mantener una buena vida sexual durante esta etapa

Dreamstime.

La menopausia es una etapa común en la vida de todas las mujeres. A pesar de ser una etapa más, a día de hoy sigue suponiendo un tabú que conduce a concepciones erróneas y que hace que muchas mujeres teman su llegada.

Lea también: Vacuna Covid-19 y mujeres: desequilibrios en la menstruación como nuevo efecto secundario

Intimina, compañía que ofrece la primera gama dedicada a cuidar todos los aspectos de la salud íntima femenina, ha preguntado a Irene Aterido, sexóloga y experta en ciclo menstrual, sobre las inquietudes más comunes relacionadas con la menopausia, así como sobre la importancia de mantener un suelo pélvico fuerte durante este momento.

¿Cómo puedo reconocer los síntomas de la menopausia?

La menopausia tiene síntomas frecuentes como: sofocos, sudores nocturnos, dolores de cabeza, dificultad para dormir, dolor articular o muscular, sequedad vaginal, cambios de humor, fatiga y un descenso en la libido. Dicho esto, los primeros años es probable no notar estos cambios, ya que puede afectar a cada mujer de manera diferente.

Algunas no tenemos ningún síntoma mientras que, otras, experimentan algunos más leves y de corta duración. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las mujeres alcanzan la menopausia alrededor de los 51 años, pero el proceso total dura más de una década.

¿Es posible tener una buena vida sexual durante la menopausia?

Sí, solo tienes que ejercitar los músculos del suelo pélvico. A medida que maduramos, es natural que nuestras sensaciones sexuales cambien. Además, nuestra libido puede verse afectada por factores como el estrés y la medicación. La menopausia contribuye aún más a esto, ya que hormonas sexuales como el estrógeno y la testosterona se producen en cantidades mucho más pequeñas.

La pérdida de fuerza muscular es una parte natural del envejecimiento, y nuestros músculos del suelo pélvico no se libran de ello. Debido a la menopausia, se puede perder más fuerza muscular, por lo que estar activa y mantenerse en forma con ejercicio regular es clave. También se puede notar un cambio en la función urinaria, lo que puede llevar a la sensación de tener un peso en la vagina. Por eso es esencial mantener los músculos del suelo pélvico tonificados.

"Los músculos del suelo pélvico son tremendamente importantes durante el sexo. Los ejercicios habituales de suelo pélvico pueden aumentar el tono de los músculos y la llegada de sangre a la vulva. Gracias a ellos podremos aumentar el placer que se siente durante las relaciones sexuales, e intensificar el orgasmo. Trabajar la relajación y elasticidad del suelo pélvico también puede reducir el dolor interno que se pudiera experimentar. Dispositivos como KegelSmart pueden ayudar a realizar estos ejercicios mejor, de manera segura, pautada por profesionales y más eficazmente que una sola", afirma Irene Aterido.

Rachel Gelman, fisioterapeuta de suelo pélvico, explica: "El ejercicio, en general, es esencial para la salud, incluida la salud sexual. Y los músculos del suelo pélvico están relacionados con la mayoría de las formas de ejercicio. Algo que puede ayudar con la salud general del suelo pélvico es tener mejores evacuaciones intestinales. Una postura similar a las cuclillas es la mejor para esa función, y puede ser muy útil para el suelo pélvico."

¿Me sentiré deprimida durante la menopausia?

"Un cambio en el estado de ánimo es un fenómeno común en la menopausia pero es diferente a la depresión. Es importante hablar con un médico y obtener el asesoramiento adecuado para afrontar los cambios", afirma Aterido, y subraya la importancia de la comunicación en la pareja: "Habla abiertamente con tu pareja sobre tu menopausia y los cambios que estés experimentando. Una buena comunicación es esencial para transitar el principio del climaterio."

¿Qué ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia?

Lea también: Las principales claves para retomar hábitos saludables en la dieta y en el ejercicio físico

Un estilo de vida saludable puede ayudar a aliviar los eventuales síntomas médicos de la menopausia. En este sentido, Irene Aterido aconseja a las mujeres controlar la dieta, eliminar la cafeína y el consumo de alcohol: "Una dieta saludable, equilibrada, y ejercicio habitual pueden mejorar algunos síntomas. Específicamente, se puede aumentar la cantidad de fitoestrógenos en la dieta con alimentos como la soja. Algunas mujeres también toman selenio, vitamina C y hierbas como ginkgo biloba, hoja de salvia, regaliz, pero la evidencia de su impacto es limitada. La acupuntura o la cimífuga pueden ayudar a reducir los sofocos y los sudores nocturnos. Se pueden considerar también medicamentos no hormonales como la clonidina u otros tipos de tratamiento, como la terapia cognitivo-conductual (psicología clínica)".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.