Estilo de Vida

Cómo escribir un currículum vitae según la ciencia: qué debes poner, qué no y de qué manera

Dreamstime.

Si elaborar un currículum solo dependiera de una pregunta, bastaría con teclearlo en Google y seguir unos cuantos pasos; sin embargo, es un tema tan complejo que actualmente existen tantas opiniones profesionales que se contradicen, que es difícil delimitar un solo proceso.

Lea también: Cómo hacer más llevadero el proceso de dejar de fumar y superar el síndrome de abstinencia

Detrás de la pregunta, ¿cómo redactar un curriculum?; se esconden otras decenas de dudas básicas con las que todo candidato se enfrenta al comenzar a escribir su cv, como: ¿Es obligatorio incluir mi fotografía? ¿Debo redactar un perfil profesional o un objetivo profesional? ¿Debo agregar mis calificaciones sobresalientes? ¿Cómo sé si mi currículum es a prueba de ATS?

Desde ResumeLab han realizado un estudio a través de las encuentas de más de 500 especialistas en reclutamiento y recursos humanos, sobre cuáles son las mejores prácticas para escribir un currículum profesional en la actualidad; desde el diseño, hasta el contenido, pasando por cómo hacerlo a prueba de bots. He aquí sus respuestas. A continuación, algunas de las partes que deberías de tener en cuenta, según este estudio, a la hora de elaborar tu currículum.

¿Cuáles son las secciones que nunca deben faltar en un currículum?

Las secciones básicas y elementales de un curriculum vitae son:

-Información del contacto

-Perfil profesional

-Experiencia laboral

-Educación/formación

-Habilidades blandas

-Habilidades duras

En pleno 2021, los reclutadores reconocen las habilidades blandas ("Comunicación", "Trabajo en equipo", etc.) como un aspecto imprescindible en tu currículum. De hecho, el 76% considera que deben tener su propia sección o al menos dividirse en una lista aparte de las habilidades duras ("Diseño digital", "Programación Web", etc.).

Otra nota importante que han destacado es agregar en la sección de datos de contacto un enlace a tu perfil de LinkedIn -obviamente siempre actualizado-. Con muy importante me refiero a que el 96% de los reclutadores consideran como un grave error no hacerlo.

Probablemente ahora estés pensando que es demasiada información para entrar en una sola cuartilla, por eso, como dijo Julio Cesar: "divide y vencerás".

Dividiremos el documento verticalmente en dos: una columna más angosta para las secciones compuestas por textos más cortos (habilidades, datos de contacto); y otra más ancha para las secciones con más texto (perfil profesional, experiencia profesional y formación).

De esta manera optimizarás cada centímetro de tu currículum. No me creas a mí, créele al 77% de nuestros reclutadores encuestados que prefieren el formato a dos columnas, sobre el de una.

¿Cómo dividir un curriculum en dos columnas?

Lo ideal es utilizar un editor online de CV que cuente con plantillas prediseñadas con este formato, pero si estás utilizando un procesador de textos como Word o Google Docs, crea una tabla de dos columnas, ajustar el ancho para que una sea más estrecha que la otra, y elige la opción de contorno invisible. Pero, ¿realmente necesitas ahorrar espacio?

¿Cuántas hojas debe tener un curriculum vitae?

Un estudio de Zety, hecho en 2021, reveló que la mayoría de los reclutadores prefieren un currículum de dos páginas. Para los aspirantes de nivel ejecutivo, utilizar un curriculum de dos páginas aumentaba hasta 2.9 sus probabilidades de obtener una entrevista, frente a los que enviaban un cv de solo una hoja. Mientras que para los candidatos más jóvenes, se repetía la historia; utilizar dos páginas aumentaba 1.4 sus posibilidades de entrevista.

Ya sea con una o dos hojas, recuerda que la distribución a dos columnas es lo de hoy.

Utilices una o dos hojas para tu currículum, lo importante será saber elegir entre la información que vas a incluir en tu currículum y la que vas a omitir. Para filtrar el contenido de tu currículum de la mejor manera toma en cuenta lo siguiente.

Lo que nunca debes poner en tu currículum

Otro de nuestros estudios, fue destinado para descubrir cuál es esa información que nunca deberíamos incluir en un currículum, según nuestros profesionales de RR. HH. encuestados

Intereses y Hobbies. El 90% de los especialistas en selección los descartan, especialmente si eres un candidato con más de cinco años de experiencia. Aunque a su vez, un 77% tampoco recomienda incluirlos aun siendo candidatos con menos experiencia.

Referencias. El 89% de nuestros encuestados, dijeron que las referencias ya no se deben incluir más en el curriculum.

La leyenda de "Referencias disponibles bajo solicitud". El 88% cree que ni siquiera se debe incluir esta leyenda que llegó a utilizarse tiempo atrás para informar que se contaba con referencias, en caso de ser necesarias.

Las prácticas más recomendadas para el diseño del currículum.

El diseño del currículum no es un tema exclusivo para diseñadores, ni creativos; tampoco requiere habilidades de diseño técnicas. En pleno 2021, basta con que hayas pagado el internet.

Hay decenas de plantillas para currículum disponibles a un solo clic, pero no todas funcionan, debes saber elegir la que mejor se alinee con tus necesidades y ¿por qué no? Con lo que los reclutadores profesionales esperan ver.

Que tampoco es que sean tan exigentes. El 72% de nuestros profesionales en selección de personal sigue eligiendo los currículos monocromáticos -texto negro, fondo blanco- como sus favoritos.

También puedes darle un toque de color a tu currículum, mientras que no afecte ni la claridad, ni la armonía del documento. Opta por colores como el gris, beige, o azul obscuro y evita el rojo, amarillo u otros colores demasiado brillantes.

Si quieres demostrar tu personalidad presentando un currículum creativo, hazlo sin recurrir a tendencias pasajeras como los currículos infográficos, que no son muy populares entre los reclutadores -solo el 7% de los reclutadores dijo preferirlos, frente a un 71% que se queda con el formato tradicional-.

Hace ocho años, Ladders publicó un estudio sobre cómo los reclutadores solo dedicaban 7 minutos de su tiempo a revisar un currículum promedio. Este dato asombró a muchos sitios web sobre carreras profesionales, siendo viralizado.

Lo más interesante de todo esto es que ese dato, en la realidad resulta aún peor.

Nuestra encuesta ha demostrado que el 64% de personas responsables de las contrataciones, en realidad, dedican entre 3 y 6 minutos a cada currículum que revisan. Incluso hubo una minoría (2%) que dijo tardar menos de un minuto en escanear cada curriculum vitae. Esto significa que sí, ellos van a leer tu curriculum, pero solo te darán de 3 a 6 minutos para que logres impresionarlos.

Si en ese tiempo no consiguen nada, no invertirán ni un minuto más en hurgar detenidamente para ver si encuentran algo que les atraiga dentro de tu cv. Entonces, ¿qué deberías hacer?

Muy fácil. Elige solo aquella información que realmente cuente y evita la información de relleno que solo desperdiciará el tiempo que tienes disponible para impresionar al reclutador.

¿En qué parte de tu curriculum deberías invertir más tiempo? ¿Qué sección del currículum es más importante al evaluar a los candidatos de nivel medio a senior?

46% de experiencia laboral

15% educación

13% habilidades

3% extracto profesional

22% otras secciones del currículum.

¿Experiencia Profesional en primer lugar? Bastante predecible ¿cierto?.

La sección de Experiencia siempre es la de mayor peso, así que asegúrate de que cuente lo más relevante de tu carrera. Usa verbos de acción. Enfoca la descripción de cada uno de esos empleos previos que incluyas, en los logros y resultados que hayas obtenido. Deja de lado las funciones y responsabilidades básicas de tus puestos pasados.

Será más fácil demostrar que eres la persona indicada para ese trabajo con resultados.

Lo que resulta sorprendente, es la baja cantidad de reclutadores que consideran el extracto profesional como una parte importante del currículum. Aun cuando esta sección funge como introducción ya no es tan valiosa como solía ser. De hecho, el 70% de los reclutadores piensan que es mejor omitirla, si planeas pegar un extracto genérico copiado de internet.

Por otro lado, vale la pena rescatar el alto porcentaje que las "secciones extras" del currículum obtuvieron en nuestro estudio. Pero, ¿cuáles son esas "otras secciones" que el 22% de los reclutadores eligieron como las más importantes del currículum? Principalmente aquellas que incluyen certificaciones, formación complementaría, participación en eventos profesionales o publicaciones de tu autoría, entre otros aspectos que prueban tu nivel profesional.

¿Qué hay de los candidatos recién graduados o con poca experiencia?

Resulta que aún para ellos la sección de experiencia es la más importante. Estas son las secciones de currículum elegidas como las más importantes para los candidatos sin experiencia, o recién graduados:

30% experiencia laboral

21% habilidades

19% educación

5% extracto profesional

25% otras secciones.

Así que, aun cuando no seas un candidato experimentado, haz de esta sección tu principal atractivo. Menciona todo tipo de trabajo que hayas realizado previamente, aun si no fue remunerado como; prácticas profesionales, servicio social, pasantías o trabajos de verano o de medio tiempo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.