Estilo de Vida

Cómo debes acondicionar tu casa para poder dormir fresco en verano

Madrid

No poder dormir por las noches debido a las altas temperaturas es una de las grandes preocupaciones que todos tenemos al llegar los meses de calor, y que hasta el 65% de los españoles señala como la peor parte del verano, según los datos de la plataforma digital para la mejora del hogar, habitissimo.

El clima generalmente bochornoso y la humedad nocturna propician que en verano sea complicado conciliar el sueño, por lo que contar con un dormitorio fresco es fundamental para tener la garantía de un sueño reparador que nos permita disfrutar de los días. Por ello, desde habitissimo ofrecen una serie de consejos para que las noches de verano no nos impidan dormir frescos y a pierna suelta.

Ventilador que mueva el aire de arriba hacia abajo

Así, la primera recomendación es contar con un ventilador que mueva el aire desde arriba hacia abajo. "Algo tan tradicional como el ventilador, nos va a permitir refrescar el ambiente para poder conciliar el sueño y aprovechar las temperaturas más bajas de la mañana para mover el aire del exterior al interior", apuntan los expertos de habitissimo, que señalan, eso sí, "que no debemos tener la casa abierta de par en par durante todo el día porque, lejos de refrescar, el contraproducente a la hora de mantener la temperatura". El precio medio de instalar un ventilador de techo con control remoto es de 185 euros, según los presupuestos registrados en la plataforma.

Aprovechar la orientación de puertas y ventanas

Otra de las recomendaciones es aprovechar la orientación de nuestras puertas y ventanas. Así, si nuestro dormitorio tiene salida al exterior, nos ayudará hacer una revisión de las puertas y ventanas para asegurarnos de que cierran bien y que no se cuela el calor de la calle.

Por otro lado, si nuestro dormitorio es interior, podemos aprovechar más los sistemas de climatización de los que dispongamos en casa. "Si tenemos aire acondicionado, podemos abrir las puertas para que se refresque el ambiente y cerrarlas después para que conserve la temperatura antes de acostarnos", explican desde habitissimo. Además, recuerdan la utilidad de aprovechar las corrientes entre ventanas contrapuestas, "especialmente en los momentos en los que el aire del exterior da un respiro", apuntan.

Toldos en terrazas y ventanas

Recomiendan también instalar toldos en terrazas y ventanas siempre que sea posible, pues esta solución puede reducir la entrada de calor a la vivienda en hasta un 65% y rebajar la temperatura de la vivienda en hasta en 10º. "Aunque a priori pueda parecer una obra muy costosa, en función del material y la disposición del toldo, podemos conseguir instalar una solución de este tipo desde 250 euros en aquellos de brazos extensibles", indican los expertos.

Aislamiento de ventanas

Por otro lado, un elemento fundamental a la hora de mantener la temperatura del interior de la vivienda es el aislamiento de las ventanas. De esta forma, lo ideal es que cuenten con un sistema de puentes térmicos que integren un elemento aislante que impida la entrada del calor. "Contar con un buen cristal óptimo es tan importante como una buena ventana, ya que hasta el 25% de la energía de las viviendas es intercambiada por sus cristales. Además, lejos de lo que podamos pensar, el desembolso económico no tiene por qué ser muy elevado, ya que podemos encontrar las ventanas adecuadas desde 200 euros y por unos 900 las puertas correderas de un balcón de tamaño medio", añaden desde habitissimo.

Aire acondicionado como último recurso

En relación al uso del aire acondicionado por la noche, todos los expertos coinciden en señalar que es una práctica a evitar en la medida de lo posible para huir de posibles resfriados. Sin embargo, conscientes de que en muchos casos las altas temperaturas y la fuerte humedad no dejan otra opción que recurrir al aire acondicionado. Según los datos de un estudio de HomeServe, el 48% de los españoles utiliza el aire acondicionado como método principal de climatización durante el verano, por este motivo, desde habitissimo recomiendan instalar un split que no consuma demasiado y que no requiere mucha obra, para poderlo utilizar por la noche y de forma responsable.

"Lo ideal es apostar por un modelo que como máximo alcance los 24 decibelios de presión sonora y elegir la función 'sleep' que vaya subiendo los grados paulatinamente hasta apagarse por completo", indican desde habitissimo. En este sentido, desde esta misma plataforma recuerdan que la humedad óptima para dormir es aquella que se sitúa en el 45%, pero se acepta un baremo de entre el 40% y el 60%, con una temperatura de 26º, que permite dormir perfectamente, al tiempo que se hace un consumo responsable.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin