Estilo de Vida

Las 10 mejores excursiones para hacer en Menorca, la isla más popular de las Baleares de este verano

Madrid

Al igual que sucedió el año pasado, las Islas Baleares se han erigido como uno de los destinos preferidos por españoles (y europeos) para disfrutar del verano. De las cuatro que conforman el archipiélago, Menorca es hasta ahora la más popular, por delante de Mallorca, en segundo lugar, Ibiza y Formentera, en tercera y cuarta posición respectivamente.

Civitatis, la empresa líder en la venta de visitas guiadas, excursiones y free tours en español por todo el mundo, ha seleccionado de entre sus más de 50 actividades por la isla las mejores excursiones para hacer en Menorca.

1. Paseo en barco por las calas del norte de Menorca desde Fornells

Una de las principales razones para visitar Menorca, en muchas ocasiones, son sus mágicas calas. En la zona norte de la isla se encuentran algunas de las más hermosas, como Cala Mica o Cala Pregonda. Además de estas, en la costa septentrional menorquina destaca Calavería, una de las playas vírgenes más sorprendentes de Menorca. Para disfrutar de todos estos atractivos naturales, lo ideal es reservar un paseo en barco por las calas del norte de Menorca desde Fornells, si bien es cierto que también son accesibles mediante otros medios de transporte como coche o moto.

2. Free tour por Ciudadela

Ciudadela es el segundo núcleo urbano más importante de Menorca, después de Mahón. Su centro histórico está cargado de historia, así como de un aire señorial, y uno de los mejores planes que se pueden hacer en la isla es, sin duda, descubrir las anécdotas y curiosidades de esta localidad con un free tour por Ciudadela, con paradas en lugares tan emblemáticos como la Catedral, la plaza del Borne o el Castillo de San Nicolás.

3. Paseo en barco por las calas del sur de Menorca desde Ciudadela

Una estancia en Menorca no se puede entender sin disfrutar de todas sus calas, y eso incluye también las de su costa meridional. Son Saura, Es Talaier, Cala'n Turqueta y Cala Macarelleta son solo algunas de las paradas de un paseo en barco por las calas del sur de Menorca, el cual tiene su origen en Ciudadela.

4. Tour en kayak por las cuevas de Cala en Porter

Cala en Porter no es solo una de las calas más limpias y tranquilas de Menorca. También cuenta con enormes atractivos turísticos y un cierto componente de aventura, como es la posibilidad de visitar las grutas de sus inmediaciones. Así, desde esta cala es posible embarcarse en un tour en kayak por las cuevas de Cala en Porter para disfrutar de algunos de los paisajes más espectaculares de la isla e incluso de necrópolis talaióticas de una forma divertida y deportiva.

5. Free tour por Mahón

Menos pintoresco que Ciudadela pero igualmente interesante, Mahón es la capital de Menorca y también su localidad más poblada, con casi 30.000 habitantes. El free tour por Mahón permite a los visitantes descubrir sus principales monumentos y apreciar la enorme huella que dejó en la isla el dominio británico en el pasado.

6. Excursión en kayak con snorkel desde Fornells

A vueltas con las actividades turísticas, una opción muy recomendable es la de inscribirse en una excursión en kayak con snorkel desde Fornells. Con esta actividad es posible conocer algunas calas cercanas a esta localidad que de otro modo son inaccesibles debido a su bajo calado. Así, remando se puede llegar hasta zonas vírgenes como Cala Blanca o espectaculares grutas como la Cueva de los Ingleses o la Cueva de las Imágenes.

7. Paseo en velero al atardecer desde Fornells

Si se prefiere dejar la actividad física a un lado y dedicarse solamente al disfrute, una opción ideal es apuntarse a un paseo en velero al atardecer desde Fornells. Ningún viaje a Menorca estará completo sin experimentar una de sus inolvidables puestas del sol, ¿y qué mejor que hacerlo desde el propio mar Mediterráneo?

8. Visita guiada por la quesería Subaida

No todo son calas, localidades pintorescas o yacimientos arqueológicos en Menorca. Su gastronomía es también uno de sus principales atractivos turísticos, y en ella destaca, entre otras cosas, su célebre queso. Este producto puede (y debe) degustarse a lo largo y ancho de toda la isla, pero una opción muy recomendable para poder apreciarlo en todo su esplendor es unirse a una visita guiada por la quesería Subaida, una de las más populares de Menorca, donde puede conocerse de primera mano tanto el proceso de creación de este delicioso queso como los animales responsables de la materia prima: las vacas de raza frisona de Holanda.

9. Menorca en velero desde Fornells, tour de día completo

Parece difícil, pero no lo es: dar la vuelta a Menorca en un solo día es tan posible como recomendable. Poco más de ocho horas son necesarias para recorrer los más de 200 kilómetros de perímetro de Menorca desde Fornells con un tour de día completo en velero, con paradas en lugares como Cala Pilar y Cala Pregonda, al oeste, o Favaritx, al este.

10. Bautismo de buceo desde Puerto Addaya

La Menorca de la superficie es maravillosa, pero la subacuática no se queda atrás. Incluso para los neófitos es posible disfrutar del fondo marino menorquino con experiencias como el bautismo de buceo desde Puerto Addaya, uno de los mejores lugares de la isla para practicar este deporte. Tras recibir las explicaciones pertinentes, con esta actividad es posible sumergirse a una profundidad máxima de doce metros, suficientes para poder apreciar en todo su esplendor las famosas praderas de posidonia o bancos de peces tan diversos como meros o salmonetes, propios de la zona.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin