Estilo de Vida

Los motivos por los que no deberías tirar jamás el hueso del aguacate

Madrid

Dentro de los conocidos como 'superalimentos', el aguacate es el más demandado y popular de los últimos años, ya que aporta numerosos nutrientes y beneficios para la salud, como el control del peso o mantener a raya el colesterol. Es una fruta aliada del organismo que le aporta enormes beneficios, ya que es rica en nutrientes saludables. Sus grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son nutricionalmente muy positivas para nuestro cuerpo, y sus bondades nutricionales no solo lo convierten en un superalimento.

Gracias a su elevada cantidad de vitaminas B5, B6, C, E, K, potasio y ácido fólico, además de su alto contenido calórico, el aguacate es una fuente natural de energía. La vitamina B6 evita la sensación de cansancio, ya que ayuda a obtener energía de los alimentos. Es por eso que es uno de los alimentos preferidos por los deportistas de resistencia. De hecho, aporta un 60% más de potasio que un plátano. Añadir este fruto en el desayuno, por ejemplo, supone la ingesta de gran parte de la energía necesaria para una mañana intensa.

La popularidad de este alimento ha hecho que, cada vez más, lo consumamos de diversas formas: ensaladas, como sustituto de la mantequilla, en zumos o smoothies, o incluso aplicado sobre la piel a modo de mascarilla. Pero, ¿qué hacemos con el hueso del aguacate? Existen investigaciones que afirman que el 70% de los aminoácidos que contiene el aguacate están en la semilla, además el hueso contiene más fibras solubles que cualquier otro alimento.

Concretamente, un estudio de laboratorio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, EE.UU, afirma que la semilla del aguacate representa una fuente potencial de nuevos compuestos antiinflamatorios que podrían desarrollarse como un ingrediente alimentario funcional o incluso productos farmacéuticos. 

No obstante, consumir esta parte de la fruta es aún más beneficioso para nuestra salud. La mejor forma de hacerlo es en forma de té, ya que, además de poder beneficiarte de todas sus propiedades, tiene una rapidísima elaboración.

Cómo hacer té de aguacate

Tras retirar el hueso de la pulpa, hay que lavarlo con agua y ponerlo a hervir en un litro de agua durante aproximadamente 15 minutos. Después, hay que retirar la semilla y dejar que el agua se enfríe antes de consumirlo.

Beneficios del té de aguacate

- Antioxidante

Contiene el 70% de los antioxidantes que se encuentran en esta fruta y favorece la producción de colágeno, por lo tanto, esta bebida ayuda a combatir los efectos del envejecimiento.

- Reduce el nivel de colesterol

Su alto contenido en aminoácidos y fitoquímicos bioactivos ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre. No obstante, es beneficioso pare prevenir enfermedades cardiovasculares.

- Mejora el rendimiento

Consumir esta fruta por las mañanas es ideal para mejorar el rendimiento físico y mental, ya que sus nutrientes están directamente relacionados con el aumento de energía.

- Mejora la digestión

Las grandes cantidades de fibra que contiene el hueso del aguacate ayuda a mejorar la digestión y combate el extreñimiento.

- Propiedades antiinflamatorias

La semilla propiedades antiinflamatorias que te ayudarán a reducir los dolores musculares.

-Fortalece el sistema inmunológico y aumenta los anticuerpos

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin