Estilo de Vida

Telma Ortiz espera un hijo a los 47 años: cuidados y ventajas de los embarazos tardíos

Telma Ortiz. Gtres.
Madrid

Telma Ortiz, la hermana de la reina Letizia, está embarazada de su segundo hijo a los 47 años. Así lo contaba hoy en una exclusiva la revista Semana, donde se puede ver a la hermana de la mujer de Felipe VI luciendo barriguita mientras disfrutaba de un paseo con su marido y futuro padre de su hijo, el abogado irlandés Robert Gavin.

Ortiz cumple los 48 años el próximo octubre, por lo tanto, se suma a la -cada vez más larga- lista de mujeres que son madres cerca de los 50 años. Rostros internacionales como Shelma hayek o Monica Belucci, así como nacionales como Ana Rosa Quintana, Anne Igartiburu o Toñi Moreno son algunos de los casos más mediáticos, ya que todas ellas tuvieron a sus hijos más próximas a los 50 que a los 40.

Según el Instituto Internacional de Estadística (INE), en 2020 un total de 203 mujeres fueron madres con 47 años en este país. La búsqueda de estabilidad laboral después de una larga carrera como estudiantes, entre otros motivos, hace que las personas decidan posponer la maternidad hasta encontrar las condiciones necesarias. 

Si en los 90 la edad media de tener el primer hijo se situaba en torno a los 27 años, en la actualidad más del 88% de las españolas menores de 30 años no tienen hijos, según la Encuesta de Fecundidad del INE. De hecho, la última encuesta de Eurostat (la Oficina Estadística de la Unión Europea), señala a España como el segundo país de la UE donde se tienen hijos cada vez más tarde, por encima de 31 años, solo por detrás de Italia.

Pese a que la tendencia sea clara, según los ginecólogos la edad más fértil se sitúa entre los 20 y los 30 años, siendo a partir de los 35 cuando la fertilidad comienza a descender bruscamente y a los 40 las posibilidad de concebir se sitúan en el 5%. Unos datos amparados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera que concebir con 35 años o más es un factor de riesgo medio y que la edad más segura para concebir está entre los 20 y 24 años.

Factores de riesgo en el embarazo tardío

En un embarazo en edades avanzadas pueden darse complicaciones maternas y fetales. Según datos de Infosalud y Eurostat, entres los principales riesgos está:

-Mayor posibilidad de aborto espontáneo

-Aumentan las posibilidades de parto por cesárea al incrementarse las complicaciones, como pérdida de bienestar fetal.

-Más complicaciones para el bebé y más posibilidades de que nazca con alguna anomalía cromosómica como Síndrome de Down: a los 30 años, la probabilidad es de 1 en 1000; a los 35 años, de 1 en 400; a los 40 de 1 en 100, y a los 45 de 1 en 30.

-Al estar el útero envejecido tiene problemas a la hora de vascularizar y puede presentar problemas en su propia anatomía, por ejemplo, a la hora de contraer o en la placentación.

-En el momento de parto les cuesta más ponerse de parto y son partos más prolongados, es un útero que nos e contrae igual.

Cuidados y ventajas en un embarazo tardío

Además de las pruebas de salud general previas, las personas con gestación tardía deben tener un seguimiento más estrecho, como una medición frecuente de la longitud cervical para adelantarse a las amenazas de parto prematuro.

También hay que prestar especial atención al control de la tensión arterial y la glucemia. Y entre las recomendaciones generales, comer alimentos saludables y nutritivos, especialmente los que contengan buena cantidad de ácido fólico (zumo de naranja, legumbres, frutos secos, etc); hacer ejercicio moderado; no beber alcohol, fumar ni consumir drogas e intentar mantenerte en un peso saludable, que esté dentro de los parámetros del embarazo.

No obstante, no todo con contraindicaciones, ya que también existen beneficios en la maternidad tardía. Tal y como explica la doctora María de la Calle, jefa de sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo en el servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz de Madrid y autora de Embarazada a los 40 y más en una entrevista con Infosalud, estas mujeres tienen un perfil muy bueno ya que, de forma general, son muy responsables, disponen de una situación económica y laboral estable, "y son sensatas, algo adquirido con los años y la experiencia, aparte de que también se cuidan mucho durante en el embarazo y cuando tengan a su bebé se centrarán muchísimo en ellos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin