Estilo de Vida

La natación es la nueva meditación: te damos las claves del SwimFulness

¿Cuántas veces te han dicho que nadar es el ejercicio más completo y con menos impacto para tu cuerpo? Correcto, muchísimas. ¿Pero cuántas veces te han dicho que la natación favorece tu autoestima y te ayuda a controlar estrés como el yoga o la meditación más profunda? El verano está a la vuelta de la esquina y las piscinas serán la mejor excusa para cuidar no solo tu cuerpo sino también tu mente. Famosas como Paula Echevarría, Cristina Pedroche o Edurne ya se han apuntado.

La periodista y experta en la actividad acuática Bonnie Tsui, autora del estudio 'Por qué nadamos', explica que "nadar es como meditar en movimiento. Este ejercicio ayuda a regular el estrés, la ansiedad y el estado de ánimo". Y eso no es todo: "Nadar aumenta la concentración y nos ayuda a mejorar la capacidad de focalizar y la claridad mental".

Los expertos hablan de SwimFulness o, lo que es lo mismo, natación consciente, y afirman que es fácil conseguir los beneficios psíquicos de esta actividad con poco esfuerzo: sentir el agua en la piel, exhalar lentamente y sumergir la cabeza, tomar conciencia del sonido de las burbujas que se crean al estar bajo el agua, concentrarte en la respiración... "Trata de reconocer tu tiempo nadando como un momento especial, de alguna manera solo para ti", dice la nadadora competitiva Tanya Nascimento en la revista Swimming World.

Algunos de los beneficios de la natación son:

Protege el corazón: nadar es un ejercicio, entro otros, que protege nuestra salud cardiovascular. Tener un corazón sano, evitará trastornos alimentarios como la obesidad y controlar el colesterol.

Relajación total: nadar te permitirá conseguir que la serotonina, mejor conocida como la hormona de la felicidad, se reactive y después de nadar obtengas una sensación de bienestar. Esta será una forma de relajarte totalmente, descansar, combatir el insomnio y dormir de una mejor forma.

Reduce grasa: como en muchos otros deportes, gracias a la natación, puedes reducir grasa corporal. Así que si una de tus metas es bajar algo de peso, la natación resulta esencial para ponerte en forma.

Mueve todo tu cuerpo: nadar es un deporte completo porque permite mover todo tu cuerpo, desde las extremidades, hasta la espalda y el tronco. De esta forma, tu cuerpo suma diferentes movimientos para lograr tonificar de la forma adecuada. Además, esto dotará a tu cuerpo de flexibilidad, fuerza y elasticidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin