elEconomista.es

Así debes hacer la compra en el supermercado para reducir el riesgo de coronavirus

17/03/2020 - 14:31

Durante el encierro del coronavirus, se puede ir a comprar a los supermercados siempre y cuando sea estrictamente necesario. Desde Informalia recogemos algunas de las medidas que puedes tomar para no correr con altos riesgos de contagio.

Una de las cosas más importantes es la de mantener el metro y medio de distancia con otras personas en la cola para evitar el contacto físico. También es recomendable coger los alimentos manipulándolos lo menos posible y pagar con tarjeta en vez de con monedas. Cabe destacar que no es imprescindible utilizar mascarillas y guantes durante la compra. Estos últimos solo son obligatorios para frutas y verduras, como es habitual. 

Lea también - El amor (y el humor) en los tiempos del coronavirus: seis libros estupendos para 'salir' del encierro

Es aconsejable pasar el menos tiempo posible en el supermercado. Por ello, una buena idea es la de pensar en casa cuáles son los productos que necesitas y elaborar una lista. De igual forma, para evitar contagios es recomendable usar tu propio carro de la compra o bolsa. Si utilizas tu bolsa de tela, es recomendable lavarla a una temperatura de 60 grados una vez hayas regresado a tu hogar.

Asimismo, es muy necesario no chuparnos los dedos para abrir las bolsas de plástico y no hablar cerca de los productos para evitar que les caiga nuestra salida. Al igual que en casa y en cualquier lugar, hay que evitar llevarse las manos a la cara y hay que toser en la parte interna del codo, y no en las manos.

Lea también - Coronavirus y teletrabajo: las claves del éxito

De vuelta a casa, es necesario lavarse bien las manos durante los 20 segundos estipulados por los expertos sanitarios. El lavado tradicional de jabón y agua es más efectivo que los geles desinfectantes, que solo son necesarios si no tienes al alcance jabón o grifo. Es importante lavar bien los alimentos que lo requieran como la fruta o las verduras, desinfectar las zonas de la cocina y la despensa donde vayas a colocar los productos y congelar lo antes posible los alimentos que no vayas a consumir pronto para eliminar las bacterias.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.