elEconomista.es

Coronavirus y teletrabajo: las claves del éxito

10/03/2020 - 13:14

Las nuevas medidas del Gobierno para contener la epidemia de coronavirus en España incluyen el teletrabajo en todas empresas en las que sea viable. Se trata de una práctica que muchas multinacionales tienen implantada desde hace años pero para muchos trabajadores será una experiencia nueva.

Obviamente, el teletrabajo implica una serie de ventajas (mayor flexibilidad para organizar tu tiempo, aumento de la motivación y eficiencia, posibilidad de trabajar con personas de otras zonas geográficas...) y de inconvenientes (sensación de aislamiento, dificultades en la comunicación y entendimiento con la empresa, falta de motivación, concentración o distracciones en casa, sedentarismo...). Estas son las claves para convertir el teletrabajo en una experiencia positiva.

Fuera el pijama

Para ser productivo hay que quitarse el pijama. Según los expertos de Hoteles Barceló, no tener una rutina diaria en una oficina puede ser liberador, pero también conlleva el riesgo de caer en la tentación de trabajar desde la cama todo el día, lo que hace el trabajo más lento, le dificulta a la mente activarse y, además, hace que la cama se convierta en un centro de operaciones en lugar de un sitio de descanso, por lo que también se hace más difícil conciliar el sueño por las noches. Lo mejor es levantarse por la mañana, dejar de lado el móvil, darse una ducha y cambiarse de ropa. Conseguirás un gran incremento en la productividad y la jornada diaria será mucho más sencilla.

Lea también: Confirmado un caso de coronavirus en el colegio de la princesa Leonor y la infanta Sofía

Evita distracciones

Es primordial la concentración. La cosa se puede complicar cuando se trabaja en un entorno ajeno al de nuestra oficina, al que estamos acostumbrados. En casa pueden surgir múltiples distracciones, desde una llamada a la puerta hasta el ruido de la calle. Evitar esos momentos de distracción es crucial para sacar el trabajo adelante y una de las mejores maneras de hacerlo es buscando un lugar de trabajo cómodo y lo más alejado del ruido posible. Incluso algunas personas prefieren trabajar con cascos mientras escuchas música instrumental o sonidos de la naturaleza. 

En contacto con los compañeros

"El teletrabajo implica que no hay un contacto directo diario, pero sí pueden realizarse encuentros periódicos de forma presencial, además de reuniones en streming desde plataformas on line. Esto favorecerá la sensación de trabajo en equipo, de no estar tan aislado", explican desde el Grupo Laberinto.

Descansa y estira

Para evitar los efectos negativos del sedentarismo, lo mejor es tomarse breaks, levantarte y estirar las piernas, al menos una vez cada hora. Lo cierto es que es algo que deberíamos hacer también en la oficina.

Lista de tareas

Organizar las tareas del día en listados hace que el trabajo desde casa sea mucho más eficiente y organizado, especialmente en cargos que implican cumplir con muchas asignaciones diferentes a la vez. Una buena opción es utilizar pegatinas, recordatorios o post-its, que sean de colores llamativos y que se encuentren en un lugar visible del área de trabajo. 

Todo al alcance de la mano

"Si las empresas se dotan de buenos sistemas informáticos que permiten trabajar desde cualquier lugar y el trabajo que se hace cuando se teletrabaja implica creatividad, entonces la productividad del trabajador o trabajadora aumenta", apunta en este sentido Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Además, es recomendable tener cerca todos los elementos que se puedan necesitar para que la jornada de trabajo fluya sin contratiempos. Portátil que funcione bien, libreta para tomar apuntes, acceso a internet de buena calidad, bolis de varios colores y un flexo que ilumine la mesa en caso de no contar con suficiente luz natural...







Comentarios 0