elEconomista.es

Obesidad: un estudio internacional avala el uso del balón intragástrico en adolescentes

16/11/2019 - 13:13

La obesidad y el sobrepeso se han convertido en una lacra social generando importantes problemas para la salud. Un estudio difundido hace pocas semanas por la Gasol Foundation establecía que el 34,9% de los niños y adolescentes españoles de entre 8 y 16 años padecen sobrepeso u obesidad.

La cantidad de grasas saturadas y sal que ingieren los niños es directamente proporcional con la salud física y mental. De ahí que cada vez haya más niños obesos, por una mala salud general.

Tal es la gravedad de la llamada pandemia de nuestro tiempo que el propio Pau Gasol, consciente del alcance del problema, reclamó un Plan Nacional de Obesidad Infantil dotado de inversión.

El estudio constata que el 63,6% de los niños no practica los 60 minutos de ejercicio físico al día, tiempo mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Casi una cuarta parte de los adolescentes que tomaron parte en este estudio presentaba además obesidad abdominal. Los regímenes que se siguen normalmente no son efectivos, al menos para una parte importante de los pacientes. La falta de constancia y de disciplina a la hora de mantener en el tiempo las dietas, el sedentarismo, el tiempo de uso de pantallas (más de dos horas de media al día en adolescentes y más de cuatro horas los fines de semana) hacen fracasar los tratamientos convencionales al uso.

Una solución eficaz avalada por especialistas

La principal conclusión es que la intervención en el estilo de vida por sí sola a menudo es ineficaz pero la cirugía invasiva en adolescentes rara vez se realiza debido a las percepciones de riesgo.

Sin embargo, reputados especialistas a nivel mundial coinciden en que el tratamiento endoscópico de la obesidad con un balón intragástrico se ha convertido en una opción terapéutica a tener en cuenta también para los adolescentes.

Hace una semana, en la Obesity Week, organizada por la American Society For Metabolic And Bariatric Surgery se pusieron en común diversos trabajos con el objetivo de evaluar la seguridad y efectividad del Elipse Balloon, un método que solo obliga a ingerir un balón luego será excretado naturalmente. Este tratamiento de adolescentes con obesidad resulta altamente eficaz, de acuerdo con los expertos. Uno de los expertos que presentaron sus trabajos en la Obesity Week de Las Vegas, el médico español Adelardo Caballero, director del Instituto de Obesidad de Madrid, una eminencia a nivel mundial en tratamientos contra la obesidad, explica en qué consiste el tratamiento: "Se trata de un globo que se ingiere en forma de cápsula, bajo rayos X, y contiene 550 ml de líquido, lo cual se realiza durante una visita ambulatoria. Después, el adolescente sigue una dieta vigilada durante el tiempo que se mantiene el dispositivo, que es de 16 semanas".

Los datos obtenidos sobre pérdida de peso, de grasa  y el porcentaje de pérdida de peso corporal total en los estudios realizados fueron son muy satisfactorios. Los resultados de los estudios llevados a cabo en seis centros internacionales de obesidad entre agosto de 2016 y enero de 2018 identificó a 50 adolescentes de entre 15 y 19 años que se habían sometido a tratamientos con el globo Elipse.

En ninguno de los casos estudiados los médicos observaron complicaciones serias, de acuerdo con el informe difundido por la American Society For Metabolic And Bariatric Surgery. La conclusión es que el método del balón parece ser seguro y efectivo para el tratamiento de la obesidad en adolescentes y puede considerarse como una opción terapéutica para esta categoría de pacientes, que a menudo fracasan en su intento de adelgazar de otra manera.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.