elEconomista.es


Los discursos más emotivos y reivindicativos de los Globos de Oro

8/01/2018 - 12:58

MADRID, 8 (CHANCE) Hoy hemos amanecido con todas las noticias que nos ha dejado la 75º edición de los Globos de Oro, que ha teñido de negro su alfombra roja para manifestarse contra los abusos sexuales después de la tormenta mediática que ha supuesto el caso Harvey Weinstein. Pero la lucha también saltó a los discurso, consiguiendo hacer historia y emocionando al mundo entero con las palabras que ya se han convertido en virales.


MADRID, 8 (CHANCE)

Hoy hemos amanecido con todas las noticias que nos ha dejado la 75º edición de los Globos de Oro, que ha teñido de negro su alfombra roja para manifestarse contra los abusos sexuales después de la tormenta mediática que ha supuesto el caso Harvey Weinstein. Pero la lucha también saltó a los discurso, consiguiendo hacer historia y emocionando al mundo entero con las palabras que ya se han convertido en virales.

EL HISTÓRICO DISCURSO DE OPRAH WINFREY

Oprah Winfrey se subía al escenario de la gala de los Globos de Oro para recoger el Globo de Oro Cecil B. Demille. Un reconocimiento que en anteriores ediciones han recibido personalidades como Meryl Streep, Denzel Washington, George Clooney, Woody Allen, Jodie Foster, Morgan Freeman o Robert De Niro y que celebrar el trabajo humanitario.

La comunicadora ha aprovechado para pronunciar unas emotivas palabras contra los abusos sexuales y de poder que ha trasladado no solo a Hollywwod sino al resto de ámbitos donde las mujeres aun son sometidas por los hombres.

Oprah comenzó su discurso desvelando una anécdota personal de su infancia: "En 1964, era una niña pequeña sentada en el piso de linóleo de la casa de mi madre en Milwaukee viendo a Anne Bancroft presentar el Oscar al mejor actor en los 36º Premios de la Academia. Abrió el sobre y dijo cinco palabras que literalmente hicieron historia: "El ganador es Sidney Poitier." Subió al escenario el hombre más elegante que jamás haya recordado. Su corbata era blanca, su piel era negra, y lo estaban celebrando. Nunca había visto a un hombre negro siendo celebrado así. Intenté muchas, muchas veces explicar qué significa un momento como ese para una niña pequeña, un niño mirando desde los asientos baratos mientras mi madre entraba por la puerta cansada de limpiar las casas de otras personas" narraba con vehemencia.

A continuación quiso aplaudir el trabajo de la prensa, haciendo relación a las últimas polémicas: "Es la dedicación insaciable a descubrir la verdad absoluta la que nos impide hacer la vista gorda ante la corrupción y la injusticia. Quiero decir que valoro a la prensa más que nunca cuando intentamos navegar en estos tiempos complicados, lo que me lleva a lo siguiente: lo que sé con certeza es que decir la verdad es la herramienta más poderosa que tenemos".

También quiso mencionar el valor de sus compañeras que se han atrevido a hablar: "Estoy especialmente orgullosa e inspirada por todas las mujeres que se han sentido lo suficientemente fuertes y lo suficientemente empoderadas como para hablar y compartir sus historias personales" y hacer referencia a las mujeres "cuyos nombres nunca conoceremos".

Winfrey continúo hablando de la historia de Recy Taylor, una mujer negra que fue violada por cinco hombres blancos, que nunca pagaron por sus delitos: "Los hombres que intentaron destruirla nunca fueron perseguidos. Recy Taylor murió hace diez días, con casi 98 años. Vivió como todos hemos vivido, demasiados años en una cultura dominada por hombres brutalmente poderosos. Durante demasiado tiempo, las mujeres no han sido escuchadas o creídas si se atrevían a decir la verdad. Pero el momento ha llegado. Su tiempo se acabó", sentenció, provocando así el máximo aplauso de toda la sala que se puso de pies ante sus palabras.

"Espero que Recy Taylor muriera sabiendo que su verdad, como la verdad de tantas otras mujeres que fueron atormentadas en aquellos años, e incluso ahora atormentadas, sigue avanzando" continuaba, terminando su discurso pronunciando emocionada: "En mi carrera, lo que siempre he intentado es hablar sobre cómo se comportan realmente los hombres y las mujeres, cómo experimentamos la vergüenza, cómo amamos y cómo nos enfurecemos, cómo fallamos, cómo nos retiramos, perseveramos y cómo lo superamos... He entrevistado y retratado a personas que han resistido algunas de las cosas más feas que la vida puede dar, pero la única cualidad que todos parecen compartir es la capacidad de mantener la esperanza de un mañana más brillante, incluso en nuestras noches más oscuras. ¡Así que quiero que todas las chicas que están viendo aquí, ahora, sepan que un nuevo día comienza en el horizonte! Y cuando ese nuevo día finalmente amanezca, será gracias a muchas mujeres magníficas, muchas de las cuales están aquí en esta sala esta noche, y algunos hombres fenomenales, luchando duro para asegurarse de que se conviertan en los líderes que nos lleven a ese momento en el que nadie tenga que decir de nuevo 'Yo también'".

El discurso de Oprah se ha ganado el aplauso de todos los presentes e incluso las lágrimas de algunas de las mujeres, saltando rápidamente a la red de manera viral.

LA FRASE DE NATALIE PORTMAN

Sin duda esta gala marcará un antes y un después en el mundo de Hollywood en busca de un cambio real y el empoderamiento de la mujer. Una de las más implicadas con la causa y que ha iniciado el movimiento Time's Up ha sido Natalie Portman, que pronunció una corta frase pero cargada de significado.

La actriz era la encargada de presentar a los nominados a Mejor Dirección. Los candidatos al premio eran únicamente hombres y Natalie quiso recalcarlo, pronunciando una valiosa frase en los tiempos que corren. Antes de leer el nombre de los candidatos Portman recalcó: "Y estos son todos los HOMBRES nominados". Una frase que consiguió sacar las sonrisas de los candidatos y que se viralizó rápidamente en redes sociales.

Barbra Streisand por su parte antes de anunciar la ganadora a mejor Actriz de Drama, defendió: "El mundo necesita más directoras". Colaborando también con la causa y la lucha.

EL AMOR DE NICOLE KIDMAN

Nicole Kidman fue otra de las protagonistas de la noche y que subió al escenario a recoger su Globo de Oro en la categoría a Mejor actriz protagonistas por su trabajo en la serie Big Little Lies. Una serie que ha producido con su compañera Reese Witherspoon, a quien más le emocionó el premio de Kidman.

"Nosotras hemos hecho esto, por nuestra amistad, nuestro vínculo creativo y el apoyo mutuo" anunciaba Nicole en su discurso refiriéndose a Reese, quien no podía evitar contener la emoción. "Nos sentamos en una mesa y nos juramos lealtad y compromiso entre nosotras" continúa la actriz sobre el resto de compañeras que forman la serie, compartiendo el premio con ellas y celebrando así "el poder de las mujeres".

"Mi madre era una abogada de los derechos de la mujer cuando yo era pequeña y gracias a ella estoy aquí. Mis logros son sus logros. Te damos las gracias por lo que has luchado tan duramente" ha continuado Kidman, dedicándole el premio a su madre.

Luego la actriz ha abordado directamente el problema del acoso: "El personaje que interpretó representa el centro de nuestra conversación ahora mismo: el abuso. Creo y espero que podamos provocar cambios a través de las historias y con la forma en que las contamos. Sigamos manteniendo estas conversaciones vivas" ha reivindicado la actriz, que ha terminado su discurso manifestando su amor por su marido, Keith Urban y ganándose el aplauso de la sala.