Chance

Cayetana Guillén Cuervo: "Mi hermano está recuperado pero no sé en qué punto está en el amor"

MADRID, 26 (CHANCE) La fundación solidaria Pequeño Deseo organiza un año más su gala más esperada y es que esta ha sido la quinta edición en la que se han subastado grandes experiencias con el único fin de recaudar fondos para hacer realidad los sueños de todos aquellos niños que sufren alguna enfermedad complicada. Entre los invitados pudimos ver algunos de los rostros más comunes en este tipo de actos y es que nuestros famosos siempre que pueden intentan aportar su granito de arena.

MADRID, 26 (CHANCE)

La fundación solidaria Pequeño Deseo organiza un año más su gala más esperada y es que esta ha sido la quinta edición en la que se han subastado grandes experiencias con el único fin de recaudar fondos para hacer realidad los sueños de todos aquellos niños que sufren alguna enfermedad complicada. Entre los invitados pudimos ver algunos de los rostros más comunes en este tipo de actos y es que nuestros famosos siempre que pueden intentan aportar su granito de arena.

En esta ocasión Margarita Vargas, Flavia Hohenlohe, Pepe Rodríguez o Samantha Vallejo Nájera no quisieron faltar a la cita en la que demostraron que cualquier pequeño gesto puede ser muy importante para los niños que están pasando por una situación complicada. Cayetana Guillén Cuervo, que era una de las encargadas de sortear una de las experiencias, no perdió la oportunidad de hablar sobre su paso por el programa de cocina Masterchef Celebrity y es que como ella mismo comentó, su participación ha sido una de las cosas más complicadas que había hecho nunca.

CHANCE: ¿Tu pequeño deseo?

Cayetana Guillén: Pues no sé, que se solucionaran los problemas de mi gente, por ejemplo. Tener esa barita para poder solucionar los problemas de la gente que quiero.

"MI HERMANO LLEVA SUS COSAS MUY EN PRIVADO, YO LE VEO MÁS GORDITO, MÁS GUAPO Y MEJOR"

CH: ¿Y los tuyos?

C.G: Pues prefiero solucionar los de la gente que quiero, la verdad, me deja más tranquila.

CH: ¿Pujas esta noche?

C.G: No, me toca defender una cosa muy chula, es una visita privada al Museo del Prado a puerta cerrada y luego una cena en el restaurante Triciclo, yo creo que es un buen plan, yo siempre con la cultura. Me parece un buen plan, a ver si puedo sacar algo para los niños.

CH: Además dentro de poco presentas la gala de clausura del festival de cine de Almería.

C.G: Sí, porque es patrocinador TVE y ahí estoy yo, siempre con el cine español.

CH: ¿Qué tal tu hermano?

C.G: Lo del amor no lo sé porque no lo ha hablado con él.

CH: ¿No la conoces?

C.G: No, no la conozco. Os lo juro por Leo, por mi padre que es lo más sagrado. Él lleva sus cosas muy en privado, no nos vemos mucho por trabajo, yo le veo más gordito, más guapo y mejor. Está muy recuperado. Le veo bien pero no sé en qué punto está en el amor.

CH: ¿No te cuenta nada?

C.G: No me cuenta nada, está hecho un armario. Está muy hermético, supongo que necesitará su tiempo para todo.

CH: Suele pasar que después de una ruptura luego cuesta más.

C.G: Después de una ruptura necesitas tu tiempo y al ser un personaje público sale todo a la luz antes de que tú quieras hablar de ello. Que salga a la luz no quiere decir que esté preparado para contarlo a la familia, a su madre o a su hermana. A veces os enteráis de las cosas antes que la familia.

CH: Puedes recurrir a las revistas.

C.G: Claro.

CH: Tú igual de enamorada que el primer día.

C.G: Llevamos 15 años juntos, 11 casados y el niño tiene 10.

CH: ¿Cómo está Leo?

C.G: Muy bien, por eso no os damos ninguna noticia interesante. La verdad es que estamos muy bien.

CH: ¿Con Ana sigues teniendo la misma relación?

C.G: Con Ana nos queremos un montón y somos amigas, muy amigas igual que antes de ser cuñadas, nos queremos un montón.

CH: ¿Sabéis separar?

C.G: Sí, hemos sabido separar y seguimos sabiéndolo. Nos hemos visto después y tenemos muy buena relación y tenemos una cosa que nos une que es el peluquero. Nos vemos allí cada dos por tres y aunque no quedemos pues nos vemos allí que hace mucho que las dos colaboramos con la misma peluquería. Nos hace mucha gracia, nos conocíamos antes de allí también y nos seguimos viendo allí.

CH: Está claro que a tu hermano lo que mejor le sienta es estar enamorado.

C.G: Pues hombre el amor yo creo que siempre es curativo para todo el mundo, le va bien a todo el mundo. No creo que a nadie le siente mal el amor, el amor bien entendido.

CH: Ahora también en cocina en Masterchef.

C.G: Pues no os puedo contar nada porque entonces develaría contenidos del programa, todo tiene que ver con los resultados. No puedo.

CH: ¿Tenías mucho que aprender?

C.G: Sí, tenía mucho ahora pienso que mucho más que pensaba. Es lo más duro que he hecho nunca. Pero volvería a hacerlo. Ha sido un reto, he conocido muchas cosas de mí misma y me ha sentado muy bien no tener todo controlado.

CH: ¿Ha habido lagrimillas?

C.G: Ha habido lagrimones, han sido leves en las promos, yo me he pasado el programa llorando, vives mucha tensión y como yo soy así, un poco a flor de piel pues normalmente los programas que hago está todo más controlado y yo domino pero aquí no. Estás con las cámaras y bajo mucha presión.

CH: ¿Te imaginabas que iba a ser así?

C.G: Sí, sigo el programa y es duro, yo siempre he flipado con la gente que participaba y cuando me ofrecieron hacer la prueba dije sí. Cuando me dijeron entra, dije ¡¡Dios mío!! pero ha sido bonito.

CH: ¿Has aprendido recetas?

C.G: De todo, ahí pringas a todo el mundo, arrastras a todo lo que pillas.

CH: ¿Si tuvieras que irte a cenar a casa de algún compañero de quién sería?

C.G: Ahh, no te lo puedo decir porque si no verías afinidades y cosas de esas. Es que no nos dejan contar nada. Te lo juro, pero con clausulas de contrato y eso.

CH: ¿Alguien que te haya sorprendido?

C.G: No te voy a decir nada que me da miedo meter la pata.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin