Casas Reales

Espejito, espejito: Juliana Awada gana a Letizia en la cena del Palacio Real

  • La Reina brilló más por las joyas que por el estilo

La solemnidad del acto no impidió que la elegancia de anfitriones e invitados fuera motivo de comentario ni en el propio Palacio Real. El vestido brillante con escote amplio del argentino Gabriel Lage otorga a la argentina su primera victoria clara (después del 'empate' del primer encuentro) en el duelo de estilos con la reina, que prefirió un aspecto más contenido aunque muy apropiado.

El muy favorecedor modelo de Awada llamó la atención: con escote en V y una falda acampanada, el diseño bordado artesanalmente con cristales de Swarovski y en tono rosa saturado fue sin duda el 'outfit' de la noche. Como anfitriona, doña Letizia prefirió estrenar un Varela de terciopelo soberbio, con manga larga, negro y silueta lápiz. Letizia renunció a competir y optó por invocar su papel de reina: lo hizo llevando la espectacular Tiara de Lis, emblema heráldico de los Borbones, creada en 1906 por la firma española Ansorena en platino y brillantes. Fue un regalo de Alfonso XIII a su prometida, la princesa Victoria Eugenia de Battemberg, quien la luciría el día de su boda, el 31 de mayo de 1906. Completó Letizia su exhibición con las magníficas pulseras gemelas de brillantes que pertenecieron también a la reina Victoria Eugenia y que doña Sofía elegió para un retrato oficial en el año 2007. Esa tiara la llevó la condesa de Barcelona en la coronación de Isabel II y por supuesto la reina Sofía también la lució en ocasiones muy especiales.

El Presidente de Argentina, Mauricio Macri, y su esposa, fueron agasajados por los Reyes, que volvieron a abrir las puertas del Palacio Real de Madrid para ofrecer esta cena de gala en su honor. Los invitados fueron recibidos en el Salón del Trono. El presidente del Gobierno y su esposa, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, los representantes del PSOE, Javier Fernández, Ciudadanos Albert Rivera, o algunos de los principales banqueros del país, como Francisco González o Patricia Botín, asistieron entre otras personalidades al evento. Manuela Carmena, presente en el acto, había entregado al mandatario argentino las llaves de la ciudad de Madrid, de la que es alcaldesa.

La fotografías demuestran que la complicidad entre la Reina y la Primera Dama fue la nota dominante en el encuentro, más allá incluso del protocolo marcado por el momento: como dos buenas amigas hablaron y hasta se vio a la argentina pasar el brazo por detrás de la reina de forma cariñosa.

Entre tapices de Bruselas y piezas de Sèvres transcurrió la velada: "Celebro que ambos países estemos decididos a aprovechar vuestra presencia aquí para reafirmar nuestra condición de estrechos aliados y socios de primer orden", dijo don Felipe.

Este jueves los Reyes, el presidente y su esposa han inaugurado la 36ª edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO, en la que Argentina es el país invitado. Por la noche, en el Palacio Real de El Pardo, el presidente argentino y su mujer ofrecerán una recepción en honor de los Reyes. Además está previsto un encuentro entre Macri y el novio de Isabel Preysler, el premio Nobel Mario Vargas Llosa, a quienes conocieron hace menos de un año en la pasada visita del escritor peruano y su pareja a Buenos Aires.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin