Casas Reales

El Rey Felipe VI asiste al emotivo funeral por el duque de Medinaceli

  • Coincidió con su ex cuñado Jaime de Marichalar

El monarca español acudió este martes a la basílica Jesús de Medinaceli, en Madrid, para rendir un último homenaje a Marco de Holenhole, duque de Medinaceli, quien falleció a los 54 años la madrugada del pasado 19 de agosto en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras una larga enfermedad.

"Era super cariñoso, empático, ingenioso. Tenía pasión por sus hijos. Fue fiel amigo de sus amigos", con estas emotivas palabras Flavia de Holenhole describía a su hermano Marco en unas declaraciones a ABC. Este martes, muchos quisieron agradecer su amistad acudiendo a su funeral celebrado en la basílica madrileña.

La misa-funeral en memoria del XIX duque de Medinaceli fue una ceremonia solemne y sencilla, aunque muy emotiva. El Rey Felipe VI llegaba acompañado por el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín. A su llegada a la iglesia, el monarca saludaba a los dos hermanos del fallecido duque, Pablo y Flavia, quienes aguardaban en la puerta su llegada. Don Felipe entró a la basílica, donde compartió banco con ellos y con los dos hijos de Marco, Victoria Elisabeth von Hohenlohe-Langenburg (19) , heredera del título, y Alexander (17), marqués de Navahermosa.

A la ceremonia también asistieron representantes del mundo de la aristocracia, entre ellos el decano del Consejo Permanente y Diputación de la Grandeza, el duque de Híjar, Alfonso Fitz James Stuart; la prima del Rey, Cristina de Borbón Dos Sicilias, junto a su esposo, Pedro López de Quesada; el duque de Alba, Esther Koplowitz, Miriam Ungria, Nora de Liechtenstein, Tessa de Baviera, Ana Gamazo, el ex cuñado del Rey Jaime de Marichalar, Eugenia Silva, acompañada por Alfonso de Borbón, y el marqués de Griñón, Carlos Falcó, con su pareja, Esther Doña.

A quien no pudimos ver fue a su primo Luis Medina, que optó por acudir al desfile de la colección primavera verano 2017 de Emidio Tucci para el Corte Inglés, organizado esa misma tarde. El aristócrata se habría embolsado entre 10.000 y 16.000 euros solo por posar ante el photocall del citado evento, según El Español. A pesar de no acudir al funeral de su primo, el hijo de Naty Abascal sí mostró sus condolencias a través de las redes sociales y fue al primer funeral junto a su familia, celebrado el pasado 19 de agosto en la Casa Pilatos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin