elEconomista.es

Máxima de Holanda 'enchufa' a su hermana en el gobierno de Macri

17/02/2016 - 10:03

La hermana de la reina forma parte de la nueva directiva argentina del gobierno de Mauricio Macri. Tal como informa el BOE, será Directora de Despacho y Mesa de Entradas de la Dirección General los próximos 180 días y cobrará por ello 2.300 euros. Eso sí, no cumple los requisitos para el cargo y la polémica está servida: ya la llaman "el Ñoqui Real"

Parece que el gobierno argentino de Mauricio Macri no comienza exento de polémica y no es para menos. A pesar de que prometió en su campaña barrer con todos los ñoquis (funcionarios 'enchufados' que no ejercían su trabajo) su primera lista de nuevos nombramientos ha dejado a muchos con la boca abierta. ¿La razón? Inés Zorreguieta, la hermana de la reina Máxima de Holanda, que se ha convertido en una de sus nuevas directivas. El cargo se las trae: Directora de Despacho y Mesa de Entradas de la Dirección General de Administración de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de Presidencia de la Nación.

No se sabe muy bien cuál es el contenido de tan complicada enmienda, pero tal como desvela el BOE, ha sido nombrada con carácter transitorio por 180 días y cobrará como corresponde a un Nivel B, es decir, 2.300 euros. Eso sí, "con carácter excepcional por no reunir los requisitos mínimos establecidos". A saber: título universitario relacionado con el cargo y experiencia laboral en el cargo por un mínimo de tres años.

Todos los ojos se han posado en Máxima, a quien creen responsable de este 'enchufe' en el gobierno argentino, ya que la reina y Macri mantienen una relación muy estrecha, como se pudo comprobar en el foro de Davos (Suiza) hace apenas dos semanas.

Lo cierto es que Inés es el ojito derecho de Máxima. Es licenciada en Psicología pero hasta ahora se ha dedicado por entero a su pasión, la música, sin obtener ningún resultado satisfactorio. Fue la madrina de Ariadna, la última hija de los reyes holandeses, y ha ocupado más de una portada en los medios argentinos debido a sus problemas de salud: a sus 30 años, ha padecido varios cuadros de anorexia y depresión por los que ha tenido que ser ingresada en un hospital especializado.







Comentarios 0