Casas Reales

Isabel II, sonriente y risueña, reaparece en un evento de caballos en Windsor tras su histórica ausencia en el Parlamento

Contenta, de buen humor y saludando desde su Range Rover de color verde caza. Ha sido la primera imagen de la soberana, este viernes 13 de mayo en Windsor en una exhibición de caballos, después de su ausencia en el Parlamento británico por problemas de movilidad. Esta cita ha formado parte de los numerosos actos que se han preparado para conmemorar su Jubileo de Platino por sus 70 años en el trono.

Isabel II, sentada en el asiento de copiloto de su coche, ha llegado al Real Show de Caballos de Windsor, un evento ecuestre que le apasiona. Esta reaparición se ha producido solo tres días después de que Buckingham anunciara que, "por problemas de movilidad", la reina no presidiría la inauguración oficial de la nueva legislatura en el Parlamento británico

Fue su hijo, Carlos de Inglaterra, el que asumió ese papel por primera vez. Desde 1963 la soberana había acudido de forma puntual a esta cita, una de las más importantes de su agenda institucional. La fotografía del príncipe de Gales, leyendo el discurso con el programa del Gobierno, pasa a la historia porque implica también un paso más en la cesión del testigo de la sucesión. Le acompañaron su mujer Camilla y su hijo Guillermo, que también asistía por primera vez a este simbólico acto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.