Casas Reales

La Reina Letizia: abrigo azul tinta, su piercing y un traje sastre de raya diplomática

Era su primer acto de la agenda oficial, después de la Pascua Militar junto a Felipe VI. La Reina asistió a la reunión anual con la Federación Española de Enfermedades Raras en su sede en Madrid. Para estos actos compone un look de trabajo a base de traje de chaqueta sobrio. Pero las miradas estaban puestas en el piercing.

Primer acto en solitario de 2022 para doña Letizia. El miércoles 12 por la mañana asistió a la reunión anual con la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), una organización con la que muestra un compromiso especial. Esta reunión versó sobre las estratégicas de futuro, los retos en materia de derechos internacionales y nacionales y el XV aniversario de FEDER para la investigación.

Para este acto de trabajo, la Reina recurrió a un abrigo de solapa con seis botones en formato XL de la firma Hugo Boss. La pieza marca dos tendencias que le gustan mucho a Letizia: es oversize y el color azul tinta, un tono que está entre sus favoritos (con permiso del rojo). Este azul (también llamado azul noche) marca muchos de sus looks, tanto para actos de mañana (como esta reunión con la FEDER), como para la noche (recordemos su vestido de gala, de H&M, en su reciente viaje a Suecia).

Por su versatilidad, es un color que se ha ganado un espacio en los básicos de la Reina: encaja bien en un estilismo discreto, sereno y sobrio como este y, además, es luminoso. Un 'bonus extra' para el azul sobre el negro o el gris, también básicos de su vestidor, pero sin luz.

La Reina combinó este abrigo oversize con un traje sastre, también de Hugo Boss en color azul noche con raya diplomática. Este traje, entallado, es la nueva versión del clásico corte masculino por definición.

Casa del Rey

Aunque todas las miradas de estilo apuntaban a sus pendientes. La mujer de Felipe VI volvía a lucir el piercing que tanto sorprendió en la Pascua Militar del pasado 6 de enero.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.