Casas Reales

Isabel II, aterrada: cancela las Navidades en Sandringham y se recluye en Windsor

La reina se enfrenta a unos días muy delicados. Sus primeras fiestas sin el príncipe Felipe de Edimburgo, fallecido el 9 de abril, están marcadas por el avance de ómicron, que ha obligado a Buckingham Palace a cancelar reuniones navideñas y extremar los contactos. De hecho, la última decisión de Isabel II ha sido tajante: cancelar su habitual traslado a Sandringham, donde ha celebrado todas las fiestas desde 1988 y que estaba previsto para este miércoles, y quedarse en Windsor.

Fuentes de Buckingham han asegurado a Daily Mail que la decisión ha sido "muy meditada" y tomada "personalmente" por Su Majestad. Se extremarán los contactos, por el bien de todos, y los familiares que quieran visitar a la reina serán sometidos a estrictas medidas de seguridad sanitaria.

Lea también: La reina Isabel II cancela la comida de Navidad en Windsor por precaución ante el avance de Ómicron

La noticia llega pocos días después de que se anunciara la cancelación de la habitual comida navideña con todos los trabajadores de la casa. De hecho, la reina no acudió a la iglesia en Windsor, como es habitual cada domingo, sino que se rezó en su capilla privada, por lo que es probable que tampoco acuda a la misa del día de Navidad, una cita muy importante para ella.

Aún se desconoce dónde pasarán las fiestas el resto de la familia: el príncipe Carlos con su mujer, Camilla Parker-Bowles, y los duques de Cambridge con sus tres hijos, George, Charlotte y Louis. El príncipe Harry y Meghan Markle lo harán en California, donde residen desde hace dos años, pues nunca estuvo previsto que viajaran a Londres para reencontrarse con la familia a pesar de que esta todavía no conoce a Lilibeth, la segunda hija de los duques de Sussex, nacida en junio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin