Casas Reales

Letizia y su ajetreada agenda en Estocolmo: museo, mercadillo y médicos

Los reyes han vivido una ajetreada tarde de miércoles en Estocolmo, donde aterrizaron este lunes en visita oficial de Estado. Tras almorzar con la familia real sueca en el palacio real, don Felipe y doña Letizia han visitado el Museo Nobel y se han topado con un típico mercadillo navideño en plena calle.

Aquí, los reyes han disfrutado admirando los dulces, los adornos y las casetas entre sonrisas y charlas muy distendidas con sus anfitriones, el rey Gustavo y la reina Silvia, que les han acompañado en el recorrido a pie entre el palacio real y el museo a pesar del frío.

Lea también: Doña Letizia luce en Suecia su faceta más royal con un precioso tocado a modo de turbante

A primera hora de la tarde, todos ellos llegaban al Museo del Nobel, dedicado al reconocido científico Alfred Nobel y que es una visita obligada para todo turista y visitante en Estocolmo. Además, en la actualidad cuenta con una exposición dedicada a Ramón y Cajal que el rey Felipe y la reina Letizia han disfrutado especialmente.

Tras firmar en el Libro de Honor, los reyes han continuado su agenda por separado: mientras que el monarca ha visitado el Parlamento y ha charlado con el presidente, Andreas Norlén, doña Letizia ha ido a Karolinska Institutet, el mayor centro académico de investigación médica de Suecia. Acompañada por la reina Silvia y la princesa Magdalena, ha descubierto las investigaciones que se llevan a cabo en diversas patologías, técnicas paliativas y nuevas terapias. Han charlado, además, con la doctora y profesora Anna Lindstrand, experta en Enfermedades Raras, y con el presidente de la Fundación ?grenska, dedicada a este tipo de dolencias, una causa con la que la reina Letizia está volcada desde el 2009.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.