Casas Reales

Charlene de Mónaco lanza un simbólico mensaje por no estar en la Fiesta Nacional con el príncipe Alberto

Este viernes 19 de noviembre se celebra el Día Nacional de Mónaco y, a diferencia de los años anteriores, Charlene no saludará al pueblo desde el balcón del palacio junto al príncipe Alberto. La princesa consorte, que recientemente regresó de Sudáfrica tras sus problemas de salud derivados de una infección, se encuentra fuera del Principado recuperándose de las molestias que todavía arrastra.

Lea también¿Dónde está Charlene? Alberto de Mónaco confirma que no está en el Principado y que su "fatiga" no es solo física

Sin embargo, la ex nadadora se ha mostrado cercana a los monegascos con un simbólico mensaje en Instagram por este día tan especial para ellos. Ha publicado el vídeo de una bandera del país ondeándose. En el muro de los comentarios, le han dejado mensajes cargados de ánimo: "Coraje, la salud es lo más importante. Cuídate", le escribió uno de sus seguidores. 

Tal y como el propio príncipe Alberto confirmó hace unas horas, la madre de sus dos hijos pequeños, los mellizos Jacques y Gabrielle, no se encuentra en el Principado. "Está mejor, pero todavía necesita descanso y paz. No está en el Principado, pero podremos visitarla muy pronto. No puedo decir más por discrección. Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento", confesó en Monaco Matin.

Lea tambiénCharlene de Mónaco se retira de forma temporal de la vida pública para recuperar su salud

En un descuido, Chantell Wittstock, cuñada de Charlene, contó al Daily Mail que la princesa vive fuera de palacio, concretamente en un piso de 300 metros cuadrados y dos dormitorios. "Está muy recuperada de la infección que sufrió estos meses pero no vivirá de manera habitual en el palacio ni tampoco está incluida en la agenda oficial del Principado". Unas palabras que causaban un gran revuelo y que, además, daban alas a los rumores de crisis matrimonial que el príncipe Alberto lleva meses intentando desmentir.

Charlene regresó a Mónaco el pasado 8 de noviembre tras permanecer en Sudáfrica desde mayo. Viajó hasta su país natal para recorrer el safari de KwaZulu-Natal con el fin de promover el fin de la caza furtiva de rinocerontes mediante la fundación que lleva su nombre. La infección que contrajo llegó a raiz de una intervención en la boca en la que le elevaron el seno maxilar, un procedimiento habitual previo a la colocación de un implante. Tuvo que pasar hasta en tres ocasiones por quirófano.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin