Casas Reales

¿Dónde está Charlene? Alberto de Mónaco confirma que no está en el Principado y que su "fatiga" no es solo física

Los rumores sobre el estado de salud de Charlene y su crisis matrimonial con el príncipe Alberto vuelven a dispararse. Pocas horas antes de la celebración de su Día Nacional, un festejo al que, según avanzaba la Casa Grimaldi en un comunicado oficial, no asistirá la ex nadadora por sus problemas de salud, el hermano de las princesas Carolina y Estefanía ha asegurado en Monaco Matin que su esposa "no está en el Principado, pero podremos visitarla muy pronto. No puedo decir más por discreción", expresa en la publicación.

Además de estas declaraciones, el marido de Charlene ha manifestado que su mujer "está mejor, pero todavía necesita descanso y paz. No está en el Principado, pero podremos visitarla muy pronto. No puedo decir más por discrección. Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento".

El paradero de la princesa de Mónaco es todo un misterio. Y es que, si su regreso a Mónaco, tras pasar seis meses en Sudáfrica, iba a zanjar de una vez por todas los rumores sobre una supuesta separación entre Alberto y Charlene, un descuido de la cuñada de la ex nadadora volvía a avivar esta teoría.

Chantell Wittstock contó a Daily Mail que la princesa vive fuera de palacio, concretamente en un piso de 300 metros cuadrados y dos dormitorios. "Está muy recuperada de la infección que sufrió estos meses pero no vivirá de manera habitual en el palacio ni tampoco está incluida en la agenda oficial del Principado". Unas palabras que causaban un gran revuelo y daban alas a los rumores de crisis matrimonial que el príncipe Alberto lleva meses intentando desmentir.

Con todo, el príncipe Alberto también ha hablado en la entrevista con el citado medio sobre su papel como padre con sus mellizos Jacques y Graciella, que en diciembre cumplirán 7 años. "He escuchado a demasiados amigos y conocidos decirme que se arrepienten de no haber estado para sus hijos", aseguraba el soberano al medio monegasco, donde dejaba claro que quería ser un padre presenta en la vida de sus hijos "para no tener arrepentimientos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin