Casas Reales

Letizia, en Paraguay: el presidente se salta el protocolo para recibir a la Reina con chaleco y 'tapabocas'

Tal y como estaba previsto, doña Letizia llegaba este martes a Paraguay, madrugada del miércoles en España, en su sexto viaje de cooperación. Esta visita permitirá a la Reina conocer de primera mano las acciones que tanto la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) como las ONG españolas llevan a cabo en este país.

Como decíamos, es el sexto viaje de cooperación que realiza la consorte desde 2015. La llegada de la consorte de Felipe VI al aeropuerto Silvio Pettirossi, de Asunción ha generado allí una enorme expectación entre los medios de comunicación: conexiones en directo de las principales televisiones y docenas de periodistas acreditados abordaban la información de la llegada de la mujer del Monarca español ya desde su bajada del avión, donde ha sido recibida por la primera dama y su esposo, el presidente, entre otras autoridades. No estaba prevista la presencia del mandatario en el protocolo pero ha querido acudir a recibir a nuestra reina.

Nada más descender del Airbus 'Reino de España' en el que se ha desplazado la madre de la princesa Leonor ha llamado la atención verla vestida con su chaleco de cooperante, con ropa de 'faena', en lugar de  luciendo algunas de las galas a las que nos tiene acostumbrados en otras ocasiones y otro tipo de viajes.

Ha sido comentada por medios locales la sencillez de una reina ataviada con una camisa básica y su chaleco de trabajo. Una cadena local contaba así que Su Majestad llegó con la mascarilla puesta: "Con tapabocas y un look informal, de faena", dijo una reportera, algo frustrada por no poder hablar con la Reina de España.

Lea también: La reina Letizia aterriza en Honduras: chaleco de cooperante, un regalo artesanal y un hotel de lujo

El canciller nacional de Paraguay, Euclides Acevedo, que formaba parte de la comitiva de bienvenida y que sí se prestó a hablar para los periodistas destacados en el aeródromo, se sorprendió cuando le preguntaron por el aspecto de la consorte y remarcó que lo importante no era si la reina iba con chaleco o vestida de gala sino las razones de su presencia en Paraguay. "Tenemos la información de la sencillez de la reina. Su sencillez revela que lo importante es el trabajo y la cooperación no tiene ninguna solemnidad. Más que la bijouterie (joyería), lo que importa es la solidaridad hacia un país como el nuestro", repitió el canciller nacional.

Pero lo que el mandatario paraguayo ha destacado por encima de todo ha sido que tras conocerla en persona se ha dado cuenta de que la reina Letizia está muy informada sobre el país y el trabajo que se hace desde la oficina de la Primera Dama del país , Silvana Abdo. Fue precisamente ella la encargada de recibirla a pie de pista.

En esta ocasión, su estancia en el país no obedece a causas humanitarias, como en Honduras, su penúltimo destino. Pero en los dos días que quedan de visita veremos a Letizia visitar diferentes centros de las ciudades de Encarnación y de la capital, Asunción, donde estará acompañada por su anfitriona, Silvana Abdo, y por el presidente Mario Abdo, que tuvo la cortesía de acudir al aeropuerto junto con su mujer sin que estuviera marcado en el protocolo.

Doña Letizia inició este tipo de viajes en 2015, visitando entonces Honduras y El Salvador y, con excepción de 2016, ha realizado uno cada año, incluso en 2020 en plena pandemia de la COVID-19. Así, en 2017 estuvo en Senegal, en 2018 viajó a República Dominicana y Haití, en 2019 se desplazó a Mozambique y en 2020 repitió en Honduras, que acababa de ser golpeado por dos huracanes.

Al contrario que los últimos viajes, donde el foco estaba en la ayuda humanitaria y de emergencia, en Paraguay la Reina podrá conocer la labor que se realiza en materia de ayuda al desarrollo, explican fuentes diplomáticas. La Cooperación Española está presente desde hace 30 años durante los que se ha destinado unos 200 millones de euros, incluidos más de 33,4 entre 2014-2019.

Paraguay es "país de asociación prioritario" en el actual Plan Director de la Cooperación Española, pese a que gracias a los avances registrados en las dos últimas décadas hayan permitido reducir la pobreza de forma considerable, ampliar la clase media y aumentar el bienestar, haciendo que desde 2017 se le considere como un país de Desarrollo Humano Alto y de Renta Media Alta.

Pese a ello, España apuesta por seguir ayudando a este país, dado que persiste la debilidad institucional democrática y la desigualdad. No en vano, solo el 20 por ciento de las parlamentarias son mujeres, no hay ninguna gobernadora provincial y las alcaldesas representan el 11 por ciento. El Ministerio de la Mujer solo recibe el 0,004% del presupuesto, y uno de cada cinco embarazos es de menores de 15 años, destacan las fuentes.

En este sentido, el actual Marco de Asociación País (MAP), firmado en noviembre de 2020 y que abarca el periodo 2020-2023, señala que se debe apostar por intervenciones centradas en la construcción de resiliencia, el apoyo en la transición hacia modelos productivos sostenibles, la garantía de servicios sociales de calidad, el fomento de la diversidad y la inclusión, y la construcción institucional. Para ello, está previsto destinar 142 millones en este periodo.

Objetivo del viaje

Con el viaje recién iniciado, la Reina quiere en primer lugar mostrar la solidaridad de España con Paraguay y su compromiso con este país, con el que hay relaciones bilaterales excelentes y al que se ha apoyado durante la pandemia, entre otras cosas con la donación de más de un millón de dosis de vacunas, han resaltado las fuentes.

Asimismo, además de dar a conocer los programas de cooperación que se están llevando a cabo, con la vista puesta principalmente en todo lo relativo a educación, ayuda al desarrollo, igualdad de género y empoderamiento de la mujer y refuerzo de su salud, Doña Letizia también quiere reconocer la labor y el compromiso de los cooperantes españoles.

El viaje prevé, además de los encuentros a nivel oficial con las autoridades paraguayas y con la Oficina Técnica de Cooperación de la AECID en Asunción, un desplazamiento a Encarnación, en el sur del país. La ciudad es especialmente famosa por las misiones jesuitas de la época colonial.

Precisamente, la Reina visitará las misiones de Trinidad del Paraná y Jesús de Tavarengue, en cuya restauración participó AECID en virtud de un convenio suscrito con el Gobierno paraguayo en 1991. Ambas misiones fueron declaradas en 1993 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y su rehabilitación ha contribuido a relanzar el turismo de la zona, con los consiguientes beneficios para los habitantes.

En los últimos años, la Cooperación Española ha llevado a cabo un proyecto para mejorar la accesibilidad para facilitar la visita a ambos recintos a personas con discapacidad cuyo resultado podrá comprobar la Reina.

Centro de atención a mujeres

En Encarnación, Doña Letizia también visitará el Centro de Atención Integral a la Mujer, donde la Fundación Religiosos para la Salud (FRS) trabaja desde 2007 en la prevención, diagnóstico, sensibilización y tratamiento del cáncer de cuello uterino y de mama. En Paraguay, el cáncer de mama es la primera causa de muerte entre las mujeres, mientras que el de cuello uterino es la segunda.

Asimismo, conocerá la labor que se lleva a cabo en la Escuela Taller en la que se busca mejorar la calidad de vida de los jóvenes vulnerables de 16 a 23 años, principalmente de los barrios más desfavorecidos, donde escasean las oportunidades y las drogas, el alcohol y la violencia doméstica están muy presentes.

Los alumnos, entre los que hay actualmente 30 mujeres, reciben formación integral, capacitación técnica e inserción laboral tanto en el sector del turismo como en el de la construcción, después de que se constatara la necesidad de mano de obra cualificada en ambos en esta zona. Así, los jóvenes se forman como cocineros, mozos, electricistas, fontaneros o jardineros, lo que les brinda nuevas oportunidades laborales.

En Asunción, la Reina visitará el Centro de Atención Integral Luna, situado en el Bañado Sur, un barrio marginal a orillas del río Paraguay en el que residen principalmente personas llegadas del campo y que viven en general del contiguo vertedero de basura Cateura, donde recogen y reciclan plástico, aluminio y chatarra y que usan para alimentar a sus animales.

El centro trabaja en concreto en el fortalecimiento del acceso de las mujeres a recursos económicos y también la participación ciudadana, además de intentar hacer frente a todo tipo de violencia y facilitar un mejor acceso a formación profesional y empleo para sus habitantes, unos 25.000, el 80 por ciento de ellos menores de 30 años.

Doña Letizia completará su viaje con una visita al Centro Cultural Juan de Salazar, el decano de la Red de Centros Culturales de España repartidos por América Latina y Guinea Ecuatorial y que es todo un referente de las actividades culturales en la capital paraguaya.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin