elEconomista.es

Presume de labios a lo Angelina Jolie: cuatro claves para conseguirlos

28/03/2019 - 17:43

Los labios secos o agrietados son un problema muy común debido a los cambios de temperatura, la sequedad del ambiente y la contaminación. Debemos cuidarlos porque son un símbolo de sensualidad y dan personalidad a nuestro rostro. Si quieres lucir unos como los de Angelina Jolie o Sara Carbonero, por quedarnos 'en casa', atenta a estos nuevos productos.

EXFOLIAR: Es importante eliminar las células muertas de los labios antes de aplicar cualquier bálsamo labial. Con el Exfoliante labial con aroma a fresa de JÚLIA (10,95 euros) conseguirás un volumen natural.

HIDRATAR: Lo más recomendable para hidratar los labios es utilizar bálsamos con ingredientes naturales, como el bálsamo de Caléndula de Amapola Bio (11,05 euros). Su aceite actúa como una cura hidratante para nuestra piel sensible y disminuye la inflamación y el enrojecimiento producido por la irritación.

PROTEGER: Cuida la salud de tus labios añadiendo protección solar todos los días. El Stick Labial SPF20 (4,20 euros) tiene una textura cremosa y está formulado sin aceites minerales para permitir una mejor transpiración de la piel. Además, tiene manteca de Kokum y aceite de aguacate, que alargan la hidratación de los labios.

REPARAR DE LOS EFECTOS DE ENVEJECIMIENTO: Puedes devolver la suavidad y el volumen a tus labios con el Serum Volumen de labios My Organics (216 euros). Su función es la de rellenar las arrugas y estirar la piel. Los labios parecerán más carnosos y firmes gracias a la composición natural sin el uso de siliconas, vaselina o sustancias potencialmente dañinas para la piel.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.