Belleza

La Reina Letizia luce nuevas uñas... sin padrastros

Que nuestra reina se cuida es un hecho, pero hay una parte de su anatomía que tenía especialmente descuidada: las manos. Hasta hace unos días era habitual ver a doña Letizia con las uñas muy cortitas y padrastros o pieles que afeaban sus manos alargadas y delgadas.

Antes llevaba siempre las uñas cortas y pintadas sólo con una capa de brillo. Raro ha sido verla con las uñas pintadas en rojo. Pero ahora, la Reina de España luce nueva manicura perfecta, con las uñas más largas, pintadas en color nude y sin rastro de los antiestéticos y molestos padrastros.

No sabemos sin son uñas postizas o si lleva manicura permanente, tan de moda y tan práctica entre las celebrities, pero lo cierto es que nos encanta ver que ha decidido dar un giro a esta parte del cuerpo tan importante ya que es la carta de presentación. Por eso, te damos cinco trucos para que tú también luzcas manos perfectas con una manicura permanente:

1. La clave de la larga duración de la manicura permanente se encuentra en un producto que combina gel y esmalte y que debe secarse haciendo uso de una lámpara de luz UV. Para probar a hacerla tú en casa deberás tener: Kit para manicura permanente: gel primer, base top coat, esmalte permanente, lima, palito de naranjo y lámpara de luz UV.

3. Aplica sobre las uñas un aceite ablandador de cutículas y con la ayuda de un palito de naranjo empújalas hacia atrás con suavidad. Si es necesario retirar algún pellejito, debes usar un quitacutículas pero en ningún caso utilizas las tijeras.

4. Cuando las cutículas estén perfectas, es el momento de dar una forma bonita a las uñas con una lima. Para hacerlo de forma correcta, debes empezar por una esquina y deslizar la lima hacia el otro borde en una sola dirección.

5. Ahora las uñas ya están más que preparadas para empezar con el esmaltado. Primero, deberás aplicar el gel primer sobre ellas y dejar que este se seque al aire libre. Posteriormente, extiende una capa fina de base top coat y coloca los dedos en la lámpara de UV para que se seque por unos 2 minutos. Después, aplica la primera capa fina de esmalte permanente en las uñas.

De nuevo, introduce los dedos en la lámpara de secado rápido y espera unos 2 minutos. Retira la mano y extiende una segunda de capa de este mismo esmalte sellando bien el área de la cutícula y cubriendo toda la uña. Vuelve a secar el esmalte en la lámpara. Por último tienes que sellar la pintura con una fina capa de top coat y poner a secar en la lámpara de UV durante dos minutos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin