elEconomista.es

Los looks emergentes en el nuevo tablero político y social

21/07/2015 - 9:32

La moda siempre ha ido ligada a la sociedad y al momento en el que surgen. En España, por ejemplo, la gente no vestía ni lucía igual durante la dictadura y la transición, las épocas marcan el estilo y el tempo de los looks de las sociedades.

Las reglas del juego están cambiando y la aparición de nuevos actores políticos que quieren romper con lo establecido ha hecho que el panorama social cambie, también, en el panorama estilístico. El peluquero Juan Pedro Atienza hace mucho hincapié en ello: "Lo que viene en cuanto a cortes, colores y estilo es bastante dispar, tanto como el nuevo panorama político y social", asegura Atienza, que tiene la suerte de tener su salón situado en pleno corazón del barrio madrileño de Chueca ('El arte del cabello', San Bartolomé 9) en el que puede empaparse de todas las subculturas urbanas de la ciudad y ver a gente más que variopinta.

Se llevan los 70 en su máxima expresión, pero también los 80 y el modernismo y las líneas de los 90. No hay nada definido, como en el ámbito político. En maquillaje se llevan las sombras de colores bien difuminadas, en detrimento del eyeliner, que cada vez va perdiendo más fuerza. ¿Los labios? Bien jugosos, con colores y hasta mezclando tonos.

En cuanto a coloración se refiere, el experto cuenta a Informalia que el rubio es tendencia, sobre todo el más claro: "Se lleva el rubio o el moreno, los extremos. Y si hablamos de castaños tienen que ser tirando a rojizos y caobas", sentencia. Las mechas, lo más naturales posibles, las 'baby lights' están al alza.

Los cortes esta temporada que viene siguen siendo en líneas rectas y asimétricos por delante, no suaves y difusos como antes: "Aunque en el momento que vivimos la gente lleva la moda a su manera cada vez más, se tiende a looks muy 'Ángeles de Charlie', sin capas, con suaves ondas rotas y flequillos ladeados".

Para realzar estas ondas rotas de las que habla, Atienza utiliza la gama cosmética que promociona la mismísima Jennifer Aniston (para muchas, la musa de la melena rubia perfecta), la línea de peinado Living Proof, específica para dar densidad a los cabellos más finos: "También se vuelve a llevar el pelo rizado como en los 80, emulando a las permanentes de la época y a su vez también el minimalista de los 90, exaltado por diseñadores japoneses como Issey Miyake..." Asegura que la nueva diversidad "lleva las tendencias hacia muchos extremos. Hay mucho movimiento urbano, mucho ligado de movimientos e ideas emergentes que se diferencian claramente entre sí, eso depende un poco, de cada uno", afirma con rotundidad el estilista.







Comentarios 0