Belleza

Estos son los beneficios de la limpieza facial en casa y en el centro de estética

En el cuidado de la piel hay pasos que son innegociables y uno de ellos es la limpieza. En casa es necesario limpiar la piel dos veces al día. Además, conviene realizarse de vez en cuando higienes faciales profesionales. Rocío Escalante, farmacéutica y experta en dermocosmética, titular de Arbosana Farmacia y directora del centro de belleza Rocío Escalante, nos habla de todos sus beneficios.

Lea también: Cómo proteger al cabello de los efectos colaterales de la contaminación ambiental

"Limpiar la piel es el primer paso imprescindible para una piel sana y bonita. Antes de la aplicación de cualquier producto es necesario que la piel esté limpia, por eso hay que realizar la limpieza dos veces al día: por la mañana y por la noche. Además, aconsejamos realizar una limpieza más profunda una vez a la semana y una limpieza profesional de vez en cuando, según necesidades de cada piel", apunta Rocío Escalante.

Los beneficios de la limpieza son los siguientes:

La limpieza elimina las impurezas y la suciedad que la piel acumula.

Regula el exceso de sebo.

Elimina los restos del maquillaje, pero también de las cremas, protectores solares y otros productos de belleza.

Permite la oxigenación que ayuda a que la piel se vea más luminosa.

Favorece la efectividad de los productos que se aplican después.

¿Cómo limpiar la piel?

"El primer paso es elegir productos de limpieza adecuados para cada tipo de piel, para que respeten el pH y la barrera hidrolipídica. Conviene usar agua tibia, masajear el producto de forma suave, sin friccionar la piel y secar sin frotar, para evitar agresiones. Debemos realizar limpieza por la noche y por la mañana. Si es posible, por la noche aconsejamos la doble limpieza con un limpiador de base oleosa y un limpiador de base acuosa", apunta Rocío Escalante.

Además, la experta aconseja realizar, una vez a la semana, una limpieza más profunda con peelings y mascarillas, siempre adaptados a cada tipo de piel. Los beneficios de estos tratamientos son conseguir una piel más tersa, lisa, luminosa y sana.

Limpieza profesional

Por otra parte, Rocío Escalante aconseja realizarse limpiezas profesionales. "En general, siempre las aconsejamos con los cambios de estación o antes de un evento importante. Pero depende de cada tipo de piel, por ejemplo, en pieles mixtas y grasas puede ser recomendable hacerla cada 4-5 semanas, para mantener el poro limpio y evitar así los puntos negros, el poro dilatado e incluso los brotes de acné".

Entre los beneficios de la limpieza profesional, la experta señala: "el profesional evalúa la piel para ajustar el tratamiento según sus necesidades, así que estamos ante un protocolo personalizado. El conocimiento del profesional, unido a la aparatología y los principios activos de los productos (normalmente más concentrados que los que se usan en casa) hacen que la limpieza sea más profunda. Una limpieza profesional permite eliminar las células muertas, oxigenar la piel, limpiar profundamente los poros, lo que da como resultado una piel más bonita, más suave, con los poros menos visibles y más sana, que asimilará mejor los tratamientos que se apliquen después".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin