Belleza

La demanda de cosmética aumenta en Internet: siete consejos para que las tiendas online aprovechen esta ola

Dreamstime.

Uno de los sectores que mejor ha sabido aprovechar el empujón del comercio electrónico tras la Covid-19 en todo el mundo ha sido el de la cosmética, pues se calcula que una quinta parte de las ventas globales en este sector pertenecen a eCommerce, según afirma la consultora digital Edge Retail Insight's en su estudio 'Health, Beauty and Personal Care 2021'.

Lea también: Cómo evitar los hábitos y posturas que favorecen las arrugas en el rostro

Y las previsiones para el futuro son todavía mejores, pues este mismo informe señala que las compras online en perfumería y cosmética alcanzarán el 30% de las ventas del sector en todo el mundo para 2026.

Esta situación no es ajena a España. Al igual que con el deporte, la pandemia ha motivado a muchos españoles a apostar más por la belleza y el cuidado personal, como demuestra el crecimiento del sector beauty en el canal online, que superó en España el 10% de las ventas totales durante 2020, tal y como afirman los últimos datos de la STANPA (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética).

Esta motivación por cuidarse bien se nota especialmente en los productos más buscados en Internet por los españoles, entre los que destacan marcas de cremas faciales y para el cuidado de la piel, por encima de la demanda de perfumes o maquillajes en estos últimos meses, según datos internos de Doofinder, compañía de software española especializada en soluciones de búsqueda inteligente para eCommerce.

Una buena noticia para las marcas de cosmética y, a la vez, un reto para el sector en Internet, especialmente para las tiendas online más pequeñas que se enfrentan a una creciente competencia, no solo con los grandes distribuidores del eCommerce, sino también con los propios fabricantes de cosméticos, que venden sus productos directamente al cliente final.

Lea también: Caída de pelo provocada por la diabetes: causas y formas de prevenirla, según los expertos

Teniendo en cuenta esta situación, desde Doofinder han analizado las características del sector beauty en Internet y han elaborado algunos consejos clave para que las tiendas web de cosmética puedan aprovechar el crecimiento de esta demanda en Internet, sobre todo a las puertas de la campaña de Black Friday y Navidad:

Contar con un buscador capaz de reconocer los errores. Los nombres de las marcas de perfumería y cosmética, por lo general, suelen ser bastante complicados y pueden llevar a que el cliente cometa un error al introducirlos en el buscador de la tienda web. Esta búsqueda errónea no ofrecerá resultados al comprador y lo más probable es que piense que ese eCommerce no tiene lo que está buscando, lo que hará que se vaya de la web y acuda a la competencia para encontrar su producto deseado. Un aspecto clave para la venta es contar con buscadores que sepan interpretar correctamente cualquier error ortográfico del cliente, para ofrecerle el resultado que espera y aplicar la Inteligencia Artificial en el buscador interno es uno de los mejores puntos para lograrlo.

Campañas en redes sociales

El sector de la cosmética es uno de los que más depende de la imagen externa y de las opiniones y valoraciones de los clientes. En este sentido, es fundamental utilizar el potencial de las redes sociales para dar a conocer una tienda online o los productos en stock.

Existen muchas formas de hacerlo, aunque funciona especialmente bien apostar por contenido externo, como las colaboraciones con influencers para reseñar el producto, difundir el contenido generado por los compradores -a través de concursos o fotos etiquetadas- y compartir las valoraciones positivas de los propios clientes. También es recomendable generar contenido propio que se salga del marco corporativo y publicitario y aporte valor a los seguidores.

Usar el eCommerce como canal para lanzamientos en físico

El canal online está ganando cada vez más fuerza en el sector de la cosmética y sirve también para retroalimentar el canal físico y que ambos tengan el mayor beneficio.

En un eCommerce se pueden detectar nuevas tendencias de demanda y trasladarlo también a la tienda física, sin arriesgar demasiado.

Marketing de contenidos

Una de las principales claves para competir en Internet con los grandes distribuidores y fabricantes de cosmética es ofrecer al cliente un valor diferenciado. Una buena técnica es contar en el eCommerce con un blog especializado con consejos para el cuidado de la piel, tutoriales de maquillaje, reseñas de producto o entrevistas con expertos. Además, este tipo de estrategia también es muy útil para el posicionamiento SEO.

Ofrecer packs de productos para los indecisos

Los catálogos amplios en las tiendas de cosmética siempre son una ventaja competitiva, aunque también pueden ser un quebradero de cabeza para los clientes que no sepan muy bien qué comprar. Una manera de facilitar la vida al consumidor (y de generar más ingresos) es ofrecer packs de productos que cubran una rutina completa. Por ejemplo, vender en un mismo pack productos para el cuidado del cabello como champú, acondicionador y mascarilla. Además, estos packs también son un buen reclamo a la hora de elegir regalos para Navidad.

Trasladar la experiencia de la tienda física a la online

Uno de los principales retos que tienen los eCommerce de belleza es llevar la misma experiencia de compra de las tiendas físicas a sus clientes. A través de una pantalla no se puede probar cómo huele una fragancia o cómo queda una base de maquillaje sobre la piel y las tiendas online deben explorar estrategias originales. Un buen ejemplo es incluir muestras gratuitas en un pedido hecho por un cliente para que pueda probarlo. Otra forma es utilizar realidad aumentada para comprobar cómo quedaría el maquillaje sobre la cara, una tecnología que ya está siendo probada por marcas del sector como Primor.

Tener en cuenta la conciencia medioambiental del cliente

Los consumidores españoles están cada vez más concienciados en materia de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, en todas las esferas de consumo. De hecho, más de la mitad de los clientes dejaría de comprar a una empresa con una política medioambiental inapropiada, según un estudio de la consultora EY. Esto se nota especialmente en el sector de la cosmética, que regularmente se ve afectado por polémicas como el origen de sus productos o las pruebas en laboratorio con animales.

Por tanto, los eCommerce que vendan productos de origen orgánico, sin testeo animal y sin residuos plásticos, deben hacer gala de esta apuesta en sus webs para atraer en mayor medida a los clientes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.