Belleza

La lista de los mejores alimentos para combatir el acné según los expertos

Dreamstime.

La piel hidratada y perfecta de las modelos hace que pensemos que nuestro cutis debe estar ideal cuando cumplimos los veinte años. Sin embargo, la mayoría de los casos de acné en la madurez son de acné persistente, y hasta el 40% es de aparición tardía. El uso de mascarilla ha provocado un aumento significativo de problemas en la piel, sobre todo pequeños granitos que salen en la cara, ya que, el roce y presión que produce su uso, combinado con que la piel no transpira todo lo que debería al estar tapada, el aumento del vapor de agua que se produce al respirar con la mascarilla, y, el sudor que se genera, hace que haya más grasa y bacterias que provocan acné.

Lea también: Caída de cabello estacional de otoño: qué es y cuáles son los principales aliados para combatirla

Además de una correcta rutina de higiene, una dieta sana y equilibrada es clave para tener una piel sana y radiante. Existen estudios que evidencian que los alimentos con un índice glucémico alto pueden alterar el estado de nuestra piel ya que modifican la insulina que estimula las hormonas que lo desencadenan. Por lo tanto, evitarlos e incluir alimentos con un índice glucémico bajo como los alimentos integrales, legumbres, vegetales o frutas son claves para prevenir el acné.

También se recomienda reducir los lácteos si el acné que se padece es grave ya que existe una relación positiva entre el consumo de lácteos y su prevalencia. Los expertos nutricionistas de Nutritienda.com nos muestras cuáles son los mejores alimentos para combatir el acné:

Naranjas

Sabemos que las naranjas son una opción estupenda cuando hablamos de antioxidantes gracias a su contenido en vitamina C. Además, esta vitamina contribuye a la formación normal de colágeno, una proteína que forma parte de la estructura de la piel y que proporciona a la misma un buen aspecto, luminoso y sin imperfecciones. Con la edad vamos perdiendo colágeno, por lo que la ingesta de alimentos ricos en esta vitamina se convierten en uno de los pilares para fortalecer su producción.

Por otro lado, las naranjas cuentan con otro gran aliado para ayudar a mantener la piel libre de imperfecciones: la vitamina A. De hecho, las naranjas son cítricos que aportan carotenoides con actividad provitamínica A. Por ello, es muy recomendable tomarse un zumo de naranjas natural cada mañana. ¡Aunque, si se quieren aprovechar absolutamente todos sus beneficios, siempre será mejor comer la fruta entera!

También se puede triturar las cáscaras de la naranja, después mezclar con un poco de agua, unas cucharadas de yogurt y un poco de harina. Esa pasta se puede aplicar en los granitos durante 15 minutos y después retirar con agua tibia. Hay que tener cuidado si se tiene la piel muy sensible, siempre es mejor consultar al dermatólogo.

Piña

La piña no es solo una increíble explosión de sabor para nuestros platos. También es una fruta con multitud de propiedades: es una excelente fuente de vitamina C, contribuyendo a la protección de las células frente al daño oxidativo, y yodo, que favorece el mantenimiento saludable de la piel, la producción de hormonas tiroideas y la función tiroidea normal. Todo esto la convierte en un cóctel de antioxidantes que no solo puede ayudar en la lucha contra el acné, si no que favorece que se unifique el tono de la piel al trabajar en el mantenimiento del buen aspecto y de su luminosidad natural.

Pero, por lo que más destaca la piña es por la bromelina, una enzima proteolítica presente en el tallo y el fruto de esta fruta. Gracias a esta enzima, que ayuda a la degradación de las proteínas y favorece la absorción intestinal de estas en su forma de aminoácidos. Además, la bromelina, en su uso tópico, funciona como un exfoliante natural y aclara las manchas cutáneas. Por lo que la podremos ver en muchos cosméticos y en recetas de mascarillas caseras hechas con piña ideales para pieles con granitos y las manchas que dejan a su paso.

Aguacate

El aguacate es un alimento repleto de vitaminas y minerales. Es fuente de vitamina E, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo y ayuda a la piel a mantenerse libre de imperfecciones. Además, es muy rico en ácidos grasos saludables, sobre todo en ácido oleico, muy preciado por su capacidad de retención de agua. Por lo que es recomendable no solo incorporarlo a nuestra dieta sino también a los cosméticos y mascarillas naturales que utilicemos para que la piel esté bien hidratada: esto ayudará a devolverle su luminosidad, uniformidad y buen aspecto.

Limones

El limón es fuente de vitamina C, que como hemos mencionado contribuye a la formación de colágeno, pero, además, contiene ácidos orgánicos que son conocidos por sus propiedades astringentes en el mundo de la cosmética, como es el caso del ácido cítrico y el málico (que aporta luminosidad a la piel). 

También por sus propiedades astringentes favorecen la eliminación del exceso de grasa, y debido a su contenido en ácido Alpha hidroxi que en cosmética se usa para ayudar a remover las células muertas. ¡El limón no solo es un aliño perfecto para nuestras comidas, también podemos incorporarlo en nuestras mascarillas caseras!

Fresas

Las fresas contienen un alto contenido en vitamina C y antioxidantes, nutrientes importantes para el cuidado de la piel. El colágeno es la proteína estructural más importante de la dermis, y con la edad va disminuyendo por lo que las fresas y frutas en general, ricas en vitamina C, son ideales para ayudar a cubrir las vitaminas necesarias que participan en su formación, algo que las hace ideales para mantener el aspecto saludable de la piel. Además, las fresas tienen un efecto antiinflamatorio por lo que también se han empezado a incluir en cosméticos.

Brocoli

Es un alimento muy saludable y rico en numerosas vitaminas y antioxidantes (b-carotenos y vitamina C sobretodo). Además, es rico en zinc que contribuye a mantener la piel con su buen aspecto natural. Y además, en cosmética este mineral es muy conocido por sus propiedades secantes si se aplica directamente sobre el granito. ¡Ideal para las mascarillas caseras!

Ajo

Las propiedades beneficiosas del ajo se deben a los componentes sulfurados que contiene, uno de ellos es la alicina, que tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas muy aprovechadas en cosmética para aclarar manchas oscuras en la piel (algunas de las que pueden dejar los temidos granitos).

Pero además, el ajo cuenta con vitaminas como la C, B6, potasio, yodo y fósforo, este último presente en nuestras membranas celulares contribuye a su normal funcionamiento combatiendo imperfecciones de forma natural. Dentro de este alimento tan nutritivo, el ajo negro cobra mayor interés ya que, además de tener todas las propiedades de los ajos normales posee más antioxidantes.

Alcachofas

Las alcachofas tienen un alto contenido en vitamina A, B y C, fibra así como en minerales. La vitamina A también juega un papel importante en la piel. De hecho, ayuda a la formación y al mantenimiento de dientes, tejidos óseos y blandos pero lo que más nos interesa en este caso: también para una piel sana sin problemas cutáneos. Es más, cuando se habla de cosméticos con retinol, en realidad, estamos hablando de vitamina A que trabaja aportando y favoreciendo la luminosidad. Además, tiene un elevado poder diurético que es beneficioso para la eliminación de toxinas. Pero si hay algo que destaca de la alcachofa es la cinarina, un compuesto activo presente en este alimento que interviene en la eliminación de tóxicos del organismo por parte del hígado.

Zanahorias

Los beneficios de las zanahorias se deben a su alto contenido en nutrientes, vitamina A, B y C, potasio y fibra. También destacan por su alto contenido en betacarotenos, son un componente dentro de la familia de los carotenoides que pueden ser convertidos a vitamina A por nuestro organismo. Además, son un antioxidante natural importante en el mantenimiento saludable de la piel. En uso tópico, la vitamina A puede ayudar en el proceso de regeneración celular después de una exfoliación, una casera se puede hacer hirviendo una zanahoria en agua y luego triturarla, se le añade un poco de miel y se aplica sobre la piel durante unos minutos, después se enjuaga con agua tibia.

Salmón

El salmón es un pescado muy nutritivo, rico en ácidos grasos saludables: monoinsaturados e insaturados y Omega 3, además contiene vitaminas y minerales como la vitamina A y el yodo, que contribuye al mantenimiento de la piel en condiciones normales y a que tenga un buen aspecto.

Cúrcuma

Su uso está generalizado en los países asiáticos debido a que algunos estudios sugieren que la curcumina, componente presente en la cúrcuma, tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que muchos cosméticos aprovechan en sus fórmulas para combatir las espinillas.

Es importante tener en cuenta que la deficiencia de vitaminas C y A provoca un empeoramiento en la salud de la piel desmejorando su aspecto. Las consecuencias de ello pueden ser la aparición de imperfecciones como poros dilatados, manchas e, incluso, granitos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.