Belleza

¿Es recomendable el blaqueamiento dental con bicarbonato? Esto dice el experto

Dreamstime.

Existen múltiples teorías acerca de cómo usar sustancias que podemos encontrar en casa, como el bicarbonato o el agua oxigenada, para conseguir una sonrisa más blanca en cuestión de minutos.

Lea también: Joyas dentales: la moda de Rosalía, Madonna o Kim Kardashian desaconsejada por los dentistas

Según explica Jorge Ferrús, periodoncista, implantólogo y cofundador de Ferrus & Bratos, aplicar directamente el bicarbonato sobre los dientes, frotarlo con un algodón o hacer enjuagues bucales son solo algunas de las prácticas que se recomiendan en Internet. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con este tipo de prácticas y consejos que no recomendamos en absoluto los profesionales de la salud oral. 

Y es que tanto el bicarbonato como el agua oxigenada son tremendamente perjudiciales para la boca. "Cabe mencionar que las pastas de dientes con bicarbonato de sodio resultan ser un abrasivo suave, por lo que su efecto blanqueador es muy limitado y realmente pueden ayudar a eliminar pequeñas manchas dentales pero, en ningún caso, blanquean los dientes", añade el especialista.

Lo cierto es que no solo carecen de efecto blanqueador, sino que también contribuyen al desgaste dental e irritación de las encías, por lo que su uso no es seguro. Resultan abrasivos para las mucosas de la boca y, a la larga, la pérdida de esmalte hace que la sonrisa se vaya oscureciendo, consiguiendo el efecto contrario al deseado. 

"Es cierto que el bicarbonato en pequeñas concentraciones y de forma puntual puede resultar inofensivo, pero si se mezcla con otros ingredientes para aumentar el efecto blanqueador se vuelve muy peligroso. Esto sucede, por ejemplo, cuando se mezcla bicarbonato con limón que debilita el esmalte y las propiedades abrasivas del bicarbonato aumentan considerablemente".

Cómo aplicarlo

Según explica Ferrús, para su aplicación es importante conocer el índice de abrasividad para que nuestra salud oral no se ve perjudicada. Por eso, resulta fundamental hablar con nuestro odontólogo a la hora de elegir pasta de dientes o un colutorio dental, por ejemplo.

Lea también: El auge poscovid de las carillas dentales, el tratamiento estético que lleva Ana de Armas o Blanca Suárez

Es importante consultar con un especialista cuál es la forma más adecuada para mejorar la estética de la sonrisa, ya que en la actualidad existen múltiples tratamientos encaminados a conseguir este fin, como las carillas o el blanqueamiento dental siempre supervisado por un odontólogo. 

El tratamiento más demandado

El blanqueamiento dental es el tratamiento más demandado para mejorar el color de los dientes y alcanzar una sonrisa blanca y estética. Este tratamiento permite rejuvenecer la sonrisa en un mes de tratamiento sin poner en riesgo la salud oral.

"En nuestro caso, realizamos un blanqueamiento dental combinado con un gel blanqueador que el paciente aplica en casa con un gel supervisado por el especialista y otra parte del tratamiento se realiza en clínica con una lampara de luz led que consigue rebajar el color de los dientes hasta tres tonos. Dicha técnica combinada es más completa y ofrece resultados más duraderos e inmediatos. Además, el tratamiento es 100% seguro para la salud dental del paciente ya que todo el procedimiento es controlado y supervisado por un especialista", explica Ferrús.

"Para pacientes más exigentes que buscan una sonrisa como las estrellas de cine, se suele recurrir a las carillas estéticas para mejorar el color, forma y tamaño de los dientes. Se hacen tanto de porcelana como de composite y con ellas se mejoran tanto las pequeñas imperfecciones de los dientes como la estética dental", remata el experto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin