Belleza

Día Mundial del Cuidado de la Piel: Estos son los cinco consejos que debes seguir para cuidar la piel en verano

Dreamstime.

Los días aún son largos, seguimos saliendo a cenar y nos damos largos baños en la piscina o en la playa. Tomamos alguna copa de más y comemos eso que tanto nos gusta. Esto significa una sola cosa, todavía queda verano.

Es importante recordar que aún estaremos algún tiempo más exponiendo nuestra piel a factores externos que pueden hacer que pierda luminosidad o hidratación. En este sentido, para celebrar el Día Mundial del Cuidado de la Piel, que se celebra el 25 de agostom desde Kneipp han elaborado una guía con cinco consejos para cuidarla y poder tenerla sedosa y reluciente y acabar de disfrutar el verano como merecemos:

Cuídate del sol:

ya lo sabes pero nunca está de más recordarlo. Aunque nos guste el moreno que nos deja, el sol es un enemigo directo de la piel. Y no hablamos solo de enfermedades, sino también de que nuestra piel puede verse seca, deteriorada o con manchas si nos exponemos mucho y mal. Por eso, evita estar bajo el sol directo en horas centrales de 12 a 16 h, usa protector solar con FPS elevado, cúbrete con pamelas, gafas o pañuelos. Y un consejo importante, no te pongas perfume antes de exponerte al sol, ya que podría fomentar la aparición de manchas o reacciones alérgicas al entrar en contacto con el sol o con el protector que luego te apliques.

Hidrátate:

Bebe agua. Siempre. En cualquier momento del año. Es el mejor aliado que puedes tener para una buena piel y sobre todo en verano, ya que perdemos mucho líquido debido al calor. Si no te gusta el agua o prefieres otro tipo de bebidas puedes hacerte batidos naturales, tés helados o sopas frías. Todo ayuda a la hora de estar hidratada. Las células de tu piel te lo agradecerán.

Buena alimentación:

Si comes bien, no hay dudas de que tu piel lo reflejará. En épocas de calor, toma alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos o carotenos, como la zanahoria, la espinaca o el berro. Suma, también, pescados para incorporar Omega3, o tomate, que aportan licopeno. Una alimentación variada y equilibrada ayuda a prevenir el envejecimiento precoz, la dermatitis atópica o el acné.

Controla los excesos:

No vamos a decirte que no bebas esa copa que tanto te gusta, un día es un día y más en verano. Pero ten en cuenta que las sustancias nocivas del alcohol o el tabaco, ayudan a degradar el colágeno de la dermis, favoreciendo la aparición de arrugas. Por eso, intenta reducir su consumo o espaciarlo.

Limpieza e hidratación:

Aprovecha estos días en los que solemos tener algo más de tiempo, para darle un extra de cuidado a tu piel, eso que a lo mejor durante el año no haces. Exfóliala con productos específicos para quitar las células y piel muerta que puedas tener.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin