Belleza

Cómo cuidar el cuero cabelludo sensible e irritado para conseguir un pelo más fuerte y sano

Dreamstime.
Madrid

El picor en la cabeza, el ardor e incluso el dolor son los síntomas más frecuentes de un cuero cabelludo irritado o sensible. El cuero cabelludo es la piel que cubre la cabeza, y que, muchas veces, olvidamos cuidar como se merece. La farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia y experta en dermofarmacia, nos explica cómo cuidar el cuero cabelludo sensible e irritado para evitar las molestias y conseguir una base perfecta sobre la que crecerá un pelo más fuerte y sano.

"El cuero cabelludo sensible o irritado es un problema molesto por el picor que produce y la sensación de incomodidad. Pero, además, puede ser el origen de otros problemas, por eso aconsejo visitar a un especialista para que valore cada caso. El cuero cabelludo sensible puede esconder problemas de dermatitis, grasa, caspa… Los problemas del cuero cabelludo acaban pasando factura a la melena, en forma de fragilidad, pérdida de brillo y fuerza e incluso caída. Es importante cuidar el cuero cabelludo y mantenerlo equilibrado para que el cabello crezca sano y fuerte", explica Rocío Escalante. Con la ayuda de la experta te desvelamos las causas más comunes y las soluciones.

Causas del cuero cabelludo irritado:

-Enfermedades como la dermatitis atópica o la psoriasis.

-Exceso de grasa, por eso conviene lavarse el pelo, si es necesario, a diario, para evitar que el sebo se acumule en el cuero cabelludo.

-Las temperaturas extremas, tanto el calor, como el frío, pueden ser la causa del cuero cabelludo irritado.

-El estrés también es un factor que puede provocar irritación en el cuero cabelludo.

-La contaminación.

-Champús y otros productos irritantes pueden dañar la barrera hidrolipídica.

Cambios hormonales: menopausia, embarazo, etc.

Cómo tratar el cuero cabelludo irritado o sensible

-Lavar la cabeza con agua tibia, evitar el agua muy caliente y muy fría.

-Evitar los ambientes resecos, por calefacción o aire acondicionado.

-Utilizar el secador con aire frío o evitar su uso, siempre que sea posible.

-Elegir champús suaves específicos para cuero cabelludo sensible, con principios activos calmantes y refrescantes como la menta o el eucalipto.

-Aclarar muy bien el champú para que no queden restos.

-Evitar el rascado o el cepillado fuerte, aunque puede aliviar, empeorará la irritación.

-Masajear el cuero cabelludo con un aceite, al menos una vez a la semana.

-Evitar el uso de lacas, fijadores y cualquier producto de peinado que no sea específico para el cuero cabelludo sensible

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.