Belleza

Cinco ejercicios faciales, paso a paso, para lucir una piel más tersa este verano

  • En las mujeres, la piel comienza a envejecer entre los 25 y 30 años
  • Además de la genética de cada persona y de la edad, hay otros factores externos
Dreamstime.
Madrid

La piel es una de las partes del cuerpo que antes inicia su envejecimiento. Según datos que maneja www.nivea.es, en las mujeres, la piel comienza a envejecer entre los 25 y los 30 años, mucho antes de lo que se tiende a pensar cuando se usa la palabra "madura". Además de la genética de cada persona y de la edad, hay otros factores externos que pueden acelerar su envejecimiento. El más importante es la exposición solar, aunque hay otros que también afectan, como la contaminación atmosférica y los hábitos poco saludables como fumar, una mala alimentación, trasnochar o el estrés. Pero no está todo perdido, ya que existen ejercicios (sí, también para la cara), para liberar la piel del estrés facial y conseguir un rostro terso. Desde Facialderm nos explican cómo realizar cada uno de ellos paso a paso.

Reduce ojeras y líneas de expresión en el contorno de los ojos

Para ejercitar esta zona, pon el dedo índice sobre la ceja y el pulgar sobre el orbital inferior formando un semicírculo, luego levanta las cejas mientras opones resistencia con los dedos. Después, haz una V con dos dedos y coloca uno a cada extremo de la ceja, luego intenta levantarla mientras estos hacen fuerza en el sentido contrario. Lo ideal es realizar ambos ejercicios durante 10 repeticiones.

Lea también: Signos del envejecimiento facial y pasos para mantener una piel más joven más años

Mejillas firmes y suaves

Para reafirmar y conseguir un efecto lifting en las mejillas, un ejercicio ideal es llenarlas de aire despacio para luego ir pasándolo de un lado al otro durante 30 segundos. Para mantener el área de los labios fuerte y suave, puedes poner una mano sobre los labios como si estuvieras tocando una trompeta.

Reducir líneas y arrugas de la frente

Para ello, haz una "c" con los pulgares e índices y colócalos alrededor de los ojos. Con los índices encima de las cejas y los pulgares sobre las mejillas, tira hacia arriba para tratar de levantar las cejas con los ojos muy abiertos. Mantén esta posición durante dos segundos, relájate y repite de nuevo tres veces más. A continuación, quédate en esta postura durante 10 segundos.

Mantén el cuello terso y cuidado

Esta es una de las zonas más delicadas. Por eso, es vital tonificar y levantar los músculos de esta zona. Para ello, este ejercicio se centra en mirar hacia adelante, girar la cabeza hacia la derecha hasta que queda alineada con el hombro derecho. Una vez en esta postura, es necesario inclinar la cabeza hacia atrás y mantenerla así entre 6 y 8 segundos.

Después, vuelve a la posición inicial y haz el mismo movimiento hacia el lado izquierdo. Hay que repetir este ejercicio tres veces.

Reduce y evita la papada o el 'doble mentón'

Por último, además de ejercitar los músculos del cuello, es importante realizar este ejercicio de yoga facial para reducir o evitar la aparición de la papada o el efecto "doble mentón".

En este caso, debes colocarte como si sujetaras tu cabeza con una mano y luego empujar la barbilla hacia abajo sobre los dedos que la sostienen. A la vez, apoya el codo sobre la otra mano. Mantén la postura durante tres respiraciones profundas y después utiliza los dedos dando toques suavemente en la parte inferior de la barbilla. Alterna con cada una de tus manos durante 15 segundos para que sea efectivo.

Por último, una vez realizados todos los ejercicios, es importante relajar el rostro dando toques suavemente con las yemas de tus dedos por todo el rostro. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin