Belleza

A Ignacio Aguado se le cae el pelo: ¿hacerse un Simeone o un Zidane?, la gran duda del 'ciudadano'

Isabel Díaz Ayuso (42) se adelantó a una posible moción de censura por parte de Ciudadanos y PSOE, y adelantó este miércoles la convocatoria de elecciones al próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. Este terremoto político ha vuelto a poner en el foco a Ignacio Aguado (38), el que hasta hace unas horas era vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

La enorme exposición mediática del político de Ciudadanos ha hecho aflorar comentarios sobre su pelo, un asunto que está en la picota desde que en enero de 2018 pasara por el quirófano para someterse a un injerto capilar, intervención que destapamos en primicia en Informalia.

El injerto obligó a Aguado a desaparecer durante una buena temporada, pero al final las imágenes delataron la mejora. En el verano de 2017 se evaporó de la escena pública. En los meses de julio y agosto prácticamente no estuvo, y regresó en septiembre con el pelo muy corto. Se le notaba mucho si se comparaban las fotografías. Era tal la obsesión del líder de Cs en Madrid por el tema que obligó a cambiar hasta las imágenes suyas en la sede para que no se notara tanto al verle de cerca en cuerpo y alma.

Sin embargo, más de tres años después de injertarse varios miles de cabellos, de pasar por el pequeño calvario, y de gastarse un dinero, la coronilla del ciudadano Aguado vuelve a despoblarse, tal y como se puede ver en las últimas imágenes públicas del político. En la sede del partido es la comidilla desde hace meses, por cierto.

Ahora, la gran duda de Aguado es si volver a pasar por la pesadilla de injertarse pelo y dejar actuar a la naturaleza y admitir la calvicie. Esto es, o actuar como Simeone o Rafa Nadal, tratando de ocultar la pérdida de cabello a toda costa, o seguir el ejemplo de Zidane o Guardiola, quienes lucen con orgullo su ausencia de pelo y han hecho de ello su gran signo de identidad.

Solo el tiempo resolverá el enigma. Fuentes cercanas a Ignacio nos cuentan que es un asunto que le incomoda y que le genera grandes dudas. El político se preocupa por su físico y, por el momento, parece luchar contra la pérdida de pelo, una batalla que libran millones de personas en todo el mundo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin