elEconomista.es

El rapero Pharrell Williams lanza su colección de cosméticos, ideales para "limpiar tu espíritu y tu cabeza"

17/11/2020 - 18:04

El rapero Pharrell Williams ha dejado atónitos a sus seguidores, que son más de 12 millones en Instagram, al lanzar una línea de belleza de género neutro que ha ideado él mismo y que lanza a través de su firma Human Race. Durante estos días la está promocionando con mucho esmero a través de sus redes sociales.

La línea del cantante lleva el nombre Humanrace Skincare, está formada por tres únicos productos y saldrá a la venta a partir del próximo 25 de noviembre, tal y como él mismo ha explicado a través de los perfiles de su marca.

Los productos cosméticos del cantante son un limpiador en polvo, un exfoliante con enzimas de loto y una crema hidratante. El estadounidense ha explicado en una charla con Allure que los tres son "perfectos para cualquier individuo".

Lea también - Lady Di y su afán de venganza: el origen del atrevido corte de pelo que marcó a toda una generación

Además, ha señalado que sus productos de belleza no solo mejorarán la piel de sus clientes, sino también los recovecos del interior: "A veces tienes que limpiar tu espíritu. A veces tienes que limpiar tu cabeza. A veces, simplemente, tienes que deshacerte de piel muerta", añade en la entrevista. 

Lea también - Las botas blancas, ¿un acierto?: Emily Ratajkowski y Chiara Ferragni, entre otras, se atreven con ellas

El rapero se toma muy enserio cada uno de sus pasos fuera del mundo musical. También tiene una línea de calzado deportiva. Para los cosméticos, cuenta con la ayuda de la dermatóloga Elena Jones. "Queremos hacer las cosas mejor. Queremos democratizar la experiencia de encontrar bienestar. No queremos parecernos a ninguna otra marca que ofrezca sentirse bien", asegura.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.