Actualidad

El veraneo de Artur Mas vale por tres: jet privado, yate y buena comida

El ex presidente de la Generalitat se trasladó a Ibiza para pasarlo bien y disfrutar de la vida a sus 63 años. Lo hizo junto a su mujer, Helena Rakosnik, de 61, y el núcelo duro de sus amistades.

Artur Mas tiene embargados parte de sus bienes, lo cual no es óbice para que el nacionalista catalán disfrutara de un jet privado y un yate, además de buena bebida y mejor comida. El que tiene un amigo, tiene un tesoro.

El amigo en cuestión es el empresario Marcel Pascual Forns, propietario de la empresa Green Power Products. Según OkDiario, invitó a Artur Mas a pasar unos días en Ibiza. El ex presidente de la Generalitat viajó en el jet privado de Forns en compañía de su mujer y otros dos amigos. El plan fue tranquilo: navegar a bordo del yate privado de Forns y refrescarse en las agradables aguas del Mediterráneo, tal y como han hecho en años anteriores (en las fotos, durante las vacaciones de 2016). Hay que apuntar que este año el político ha perdido peso y ha cambiado su bañador azul por uno amarillo, muy propio.

Lea también: Artur Mas dice que no puede pagar la multa que le impone el Tribunal de Cuentas pero no se priva de ciertos lujos

Mas está cargando pilas para afrontar la recta final de lo que ha sido una situación complicada para él. El próximo mes de febrero finalizará la condena que le inhabilita para empleo o cargo público después del pulso soberanista del 9 de noviembre del 2014, por el que el Tribunal de Cuentas también le condenó a devolver los 5 millones de euros que empleó en financiar una consulta popular que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional. Ahora, Artur Mas tiene embargados parte de sus bienes de manera provisional para hacerla frente, pues aún no ha cumplido con el pago.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud