elEconomista.es

Meritxell Batet ha encontrado el amor en el Congreso que preside, y es socialista

13/07/2019 - 13:09

La presidenta del Congreso siente debilidad por los juristas, especialmente si son políticos, mejor diputados. Tras divorciarse hace tres años del padre de sus hijas, José María Lassalle, ex secretario de Estado de Cultura del PP, Batet inició hace meses una nueva relación con otro parlamentario, aunque en este caso del PSOE, como ella.

Se trata de Juan Carlos Campo Moreno (57), diputado por Cádiz en la Cámara Baja. Con Lassalle estuvo 11 años. Quien fuera ministra de Pedro Sánchez y ahora es la nueva presidenta del Congreso sale con él, según El Mundo.

Lea también: El ex marido de Meritxel Batet, presidenta del Congreso, es "necio y acomplejado"

Juan Carlos Campo Moreno (Osuna, provincia de Sevilla, 1961) está divorciado y, al igual que Meritxell, tiene dos hijas. Campo Moreno, que ha llegado a sonar como ministro de Justicia, es magistrado y actualmente Diputado por el PSOE en el Congreso. Fue secretario de Estado de Justicia entre 2009 y 2011 y vocal del Consejo General del Poder Judicial entre 2001 y 2009.

Lea también: Meritxell Batet, de las playas nudistas de Altafulla a ser la 3ª autoridad del Estado

Licenciado en Derecho por la Universidad hispalense, ingresó en la carrera judicial en 1987 y pasó a la categoría de magistrado en 1989. Desde 1997 es doctor en Derecho por la Universidad de Sevilla.

Lea también: ¿Por qué Meritxell Batet no le hizo la reverencia al rey Felipe VI?

Fue director general de Relaciones con la Administración de Justicia de la Junta de Andalucía (1997-2001); y desde 2001 a 2009, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a propuesta del PSOE. En febrero de 2009 fue nombrado secretario de Estado de Justicia, en sustitución de Julio Pérez. Mantuvo el puesto hasta el final de la IX Legislatura, en 2011.

Fue uno de los candidatos propuestos por el PSOE en el Senado para cubrir una de las vacantes de magistrado en la renovación del Tribunal Constitucional, aunque finalmente no resultó elegido.

En las elecciones generales de 2015, concurrió en el tercer puesto por la lista del PSOE en la circunscripción de Cádiz y resultó elegido. Fue reelegido en las elecciones generales de 2019.

Lea también: La socialista Meritxell Batet y el diputado del PP José María Lassalle se han separado

Amores separatistas y poéticos

Después de una larga relación con el escritor y político independentista Héctor López Bofill (autor de La independencia y la realidad o de La trama contra Catalunya), hoy candidato a la alcaldía de Altafulla (Tarragona) por el partido de Puigdemont, Batet conoció al entonces secretario de Estado de Cultura del Partido Popular a raíz de una intervención sobre plurilingüismo en el Congreso, en su primer año como diputada. Zapatero acababa de ganar y la socialista salió al estrado y citó a Sebastià Alzamora, a Manuel Forcano y a su exnovio: "No hay nada prohibido o sagrado, todo se puede cuestionar", proclamó parafraseando el trío, que entonces se hacían llamar Los imparables. Entonces, Lasalle se le acercó y le preguntó por aquellos poetas que había citado.

Así se conocieron, en el Congreso que ahora preside ella, mucho antes de intimar, hacia 2008, cuando ambos eran diputados: ella del PSC-PSOE por Barcelona y él, del PP por Cantabria. Pese a sus diferencias ideológicas, entonces tenían mucho en común: eran jóvenes, licenciados en Derecho y promesas de sus respectivos partidos. Se casaron en 2005, ocho meses después de conocerse, y tienen dos hijas mellizas adolescentes, Valeria y Adriana, que ahora tienen 12 años. Hasta antes de la ruptura residían todos en Madrid, pero tras la separación el político conservador abandonó el domicilio conyugal, una residencia que luego fue vendida.

Boda religiosa en Santillana del Mar

Cuando se casaron, ella tenía 32 años y él 39; y a la ceremonia religiosa no acudió ningún cargo relevante de sus partidos. Personal de seguridad impidió a los reporteros gráficos entrar al templo, siguiendo la voluntad del novio, que expresó su deseo de que el enlace se celebrase en la más estricta intimidad. En aquella época, Lassalle fue de los más votados por las diputadas populares como uno de los compañeros de escaño más deseados, según publicó la revista Tiempo. Lo suyo fue un flechazo. En enero de 2005, Batet era diputada en el Congreso y salió a la tribuna para defender una proposición no de ley de su grupo, citando a unos poetas catalanes conocidos como Los imparables. José María Lassalle cayó rendido a los poemas de Batet y se acercó a ella para felicitarla por su intervención y pedirle que le contara más sobre Los imparables. El 27 de agosto de ese mismo año contraían matrimonio en la Colegiata de Santillana del Mar, Cantabria, tierra natal del novio. Aseguraban entonces que sus diferencias ideológicas no intervenían en su día a día, que las discusiones de la Cámara quedaban en el felpudo y que su amor por los libros y por un proyecto común podía con todo.

Declaración de bienes y 192.000 euros al año de sueldo

En la declaración de bienes de Meritxell Batet figura una vivienda en Barcelona, la única tras vender la casa en la que convivió con el padre de sus hijas en Madrid. Tras la venta cancelaron el préstamo hipotecario. Batet también tiene un plan de pensiones que contrató hace menos de dos años. Ahora no tendrá problemas económicos: Pedro Sánchez premia su fidelidad con un puesto en que ganará el doble que como ministra, 192.276 euros al año.

Batet inició su carrera como académica con becas. Primero ejerció como profesora universitaria e investigadora en la Universidad en la que estudió, la Pompeu Fabra. Durante su época universitaria trabajaba para conseguir ingresos extra como camarera en Nick Havanna y en Bikini. Durante su doctorado obtuvo una beca German Marshall para mantener una estancia en Estados Unidos, donde visitar centros sociales, universidades e instituciones democráticas en distintas ciudades, según la web del PSOE.

Narcís Serra fue su tutor político

La virtual presidenta del Congreso en la legislatura que comienza, y que previsiblemente estará cuatro años en el centro de la vida parlamentaria, se inició en la política con apenas 30 años. Fue el ex vicepresidente de Felipe González, Narcís Serra, primer secretario del PSC, quien despertó en ella su vocación política "para el bien común". Serra buscaba en 2004 un perfil independiente para coordinar su secretaría y el director de tesis de Batet, Josep Mir, le propuso su nombre. Posteriormente fue en las listas del PSC por Barcelona, que encabezaba José Montilla, y obtuvo acta de diputada, aunque aún no militaba en el PSC. Por aquel tiempo tuvo como novio al escritor, poeta y hoy declarado independentista radical Cuatro años después, en 2008, Batet acabó afiliçandose al al PSC, militando en la agrupación de Gràcia.







Comentarios 4

#1
13-07-2019 / 20:46
Incrédulo
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Qué bien, antes manteníamos a una parásita, y ahora mantendremos a una pareja parásita. Esa es la diferencia. Su vida personal me importa un bledo. Ahora, que mi dinero me lo roben para mantenerlos, me jode muchísimo. Pero si no lo hago, cometo un delito, y el Estado coercitivo me demandará y sancionará.

Espero ver antes de morir, un país libertario y sin políticos. Pero creo que moriré sin verlo. Hay mucha ignorancia.

#2
13-07-2019 / 23:07
Margarito
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Un funcionarios, Dios los crea y ellos se juntan, la reproducción u ampliación de funcionarios, seran funcionaritos y más como tiran todos los gobiernos de prebendas hacía ellos que se comen tres tercios de pastel.. España no ha mejorado lo suficiente pero si tenemos los mismos Batet, Monteros, Montoros, Rajois, casta funcionaria.

#3
14-07-2019 / 09:08
ASCO
Puntuación 0   A Favor   En Contra

FEO

CALVO

DESASEADO

SOCIALISTA

...

MENUDO PUE RCO

#4
14-07-2019 / 11:56
luis
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Esta basura del psoe ya encontró otra hez similar