elEconomista.es

Marina Castaño, viuda de Camilo José Cela, absuelta de un delito de malversación de fondos

11/07/2019 - 18:09

Marina Castaño (60), casada con Camilo José Cela durante la última década de su vida, ha sido absuelta por la Audiencia Provincial de La Coruña de un delito de malversación de caudales públicos en la Fundación Camilo José Cela, de la que es presidenta.

Según establece la sentencia, fechada el pasado 28 de junio, no existen pruebas suficientes para demostrar que Castaño, Dositeo Rodríguez y su hija Covadonga, actual subdirectora, fingieran en 2010 el despido de Tomás Cavanna, director de la institución, para malversar caudales públicos.

La Fiscalía defendía que pactaron el despido, abonando una cuantía exagerada por este trámite para que Tomás Cavanna cobrase una indemnización pública de 150.000 euros y así repartirse entre todos el dinero.

La Justicia ha dado la razón a Castaño y a los otros tres acusados al determinar que "nunca pudo haber intención" por ellos "de malversar fondo público alguno", puesto que el dinero con el que se pagó la indemnización de Cavanna ya había sido integrado en el patrimonio de la fundación, por lo que era considerado como privado.

El tribunal también descarta cualquier posible prejuicio patrimonial sobre la Administración central del Estado, que por este motivo tuvo que abandonar la acusación particular que ejercía al comienzo de la vista oral del caso.

De esta manera, la viuda de José Cela ha quedado absuelta y se libra de una pena que podría llegar hasta los cuatro años y medio de prisión y ocho de inhabilitación, tal y como pedía el Ministerio Fiscal para ella y para los otros acusados absueltos.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.