elEconomista.es

Jason Momoa, de Aquaman a fofisano: críticas por su cambio físico

11/07/2019 - 17:57

El actor Jason Momoa, famoso por interpretar en televisión a Khal Drogo de Juego de Tronos y a Aquaman en el cine, se ha convertido en el objeto de todas las críticas. ¿La razón? Sus últimas fotografías en bañador evidencian la desaparición de sus famosos abdominales y las redes se le han tirado al cuello.

Lo de criticar a una persona por su aspecto físico no es sólo un problema de mujeres. Los hombres también sufren la presión de estar perfectos si su posición o su trabajo así lo requiere y no pueden relajarse ni un solo segundo. El último en averiguar cuán crueles pueden ser algunas personas por este motivo ha sido Jason Momoa. El actor, que saltó a la fama por interpretar a Khal Drogo en Juego de Tronos, está disfrutando de unas vacaciones familiares en Italia y allí ha lucido un cuerpo mucho más natural y menos esculpido de lo que solía ser habitual en él.

Lea también: Gerard Butler, de espartano a fofisano

El actor hawaiano, que llevó a Aquaman a la gran pantalla este invierno, ha recibido todo tipo de insultos y críticas por ello: "Tiene un cuerpo de padre, no de Aquaman", "Oh, dios mío... ¿dónde están sus abdominales?" o "Qué horror, ¿qué ha pasado?" son algunos de los comentarios recibidos.

Afortunadamente, otros fans han sacado uñas y dientes para defenderlo: "¿Sabéis que lleva muchísimo trabajo no solo conseguir el nivel de abdominales de Jason Momoa sino también mantenerlo una vez que lo consigues? Como que tienes que trabajar casi todos los días. Tu rutina de entrenamiento y tu dieta tienen que ser súper estrictas", ha escrito uno.

Momoa ha hecho oídos sordos a estas críticas y parece estar disfrutando mucho de sus días de relax. El actor ha viajado a la costa italiana en compañía de su mujer, Lisa Bonet (ex de Lennie Kravitz), y sus dos hijos, con los que acudió hace unos días a la boda de Zoe Kravitz, su hijastra.







Comentarios 0