elEconomista.es

Malú, la encargada de cuidar a Albert Rivera en el hospital

10/07/2019 - 17:17

El líder de Ciudadanos no atraviesa su mejor época. A sus problemas políticos y los supuestos desencuentros con su novia, se une ahora una fuerte intoxicación alimenticia que le ha obligado a ingresar en el hospital este miércoles.

Albert Rivera se recupera de una fuerte gastroenteritis en el centro HM Puerta del Sur de Móstoles. Según el informe médico, facilitado por Ciudadanos, el líder catalán ha sufrido "un cuadro sincopal secundario a una gastroenteritis aguda probablemente por salmonella". De momento, permanecerá ingresado para recibir hidratación y antibioterapia intravenosa. El tiempo de ingreso dependerá de la evolución que tenga en las próximas horas. De momento, el político no se ha pronunciado en las redes sociales ya que se encuentra descansando y recuperándose del malestar.

La compañía de Malú será la mejor medicina para Rivera. La cantante, que también ha vivido una época entre hospitales por la lesión de tobillo que le obligó a cancelar su gira de verano, sabe mejor que nadie lo importante que es el apoyo y el cariño cuando la salud no responde. Estos días podría acompañar a su novio en el hospital y entretenerlo planificando la reforma de la casa que alquilaron hace unos meses en la exclusiva urbanización de La Finca, donde viven su amor alejados de ojos curiosos.

Lea también: La no crisis de Albert Rivera y Malú: visitaron las obras de su nueva casa este fin de semana

A pesar de que en los últimos días se ha hablado mucho de una supuesta ruptura, lo cierto es que Rivera y Malú siguen adelante con su relación. Y no es fácil: según sus íntimos, su amor ha perjudicado a ambos en sus respectivos ámbitos laborales. Precisamente este sería el motivo por el que el líder de Ciudadanos querría disfrutar del noviazgo de una manera muy discreta, algo con lo que Malú no está de acuerdo, pues a ella le gustaría mostrarse en público de una manera natural. De hecho, afirman que su última gran bronca fue precisamente por este motivo: ella quería subir una fotografía en las redes sociales de su última escapada y él no.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.